Inicio

Informe “Sin agua no hay vida” documenta la gravedad del servicio de agua potable en Venezuela

Caleidoscopio Humano reunió a líderes emergentes del proyecto MonitorDescaVe para presentar y analizar los testimonios visibilizados en el informe “Sin agua no hay vida” que dan cuenta de la gravedad del servicio de agua potable en Venezuela***


Emmanuel Rivas /Caleidoscopio Humano


Para los años 50, Venezuela había logrado desarrollar uno de los servicios de agua potable más sólidos de toda la región. El país contaba con una infraestructura de calidad que permitió grandes avances, garantizando así, estándares en salud pública.


Sin embargo, en la actualidad, el país presenta un panorama bastante adverso. Más del 80% de la población venezolana no cuenta con agua potable de forma continua, viéndose obligados a consumirla de fuentes contaminadas, de camiones, cisterna o a comprar bidones de manera regular.


El agua potable es considerada un derecho humano por el impacto que tiene sobre el desarrollo y calidad de vida de las personas. Por esta razón, Caleidoscopio Humano, presentó el informe “Sin agua no hay vida”. Un documento enmarcado en el proyecto MonitorDescaVe que visibiliza la grave situación del agua potable en Venezuela.


En este informe, Caleidoscopio Humano documentó a través de su equipo de investigación, la realidad que se vive en varios estados del país y de cómo las mujeres son afectadas de manera diferenciada por la escasez de agua.


A través de un encuentro virtual, un grupo de líderes emergentes de MonitorDescaVe, discutieron el impacto que tiene la falta de agua en Venezuela y de cómo esto afecta de manera negativa en otros derechos como la salud, la educación y la alimentación.


Sofía Marquina, directora de alianzas de la organización Koyobo, en su intervención destacó cómo la falta de agua influye de manera directa con el derecho a la educación, denunciando que muchas instituciones educativas se ven obligadas a suspender las actividades académicas ante la falta del líquido. 


“No disponer de agua suficiente, salubre y accesible incide en la cotidianidad y el desarrollo de todas las personas y afecta, de forma diferenciada, a mujeres y niñas, quienes por lo general son quienes llevan el agua para abastecer sus hogares (…) además, no contar con servicio regular de agua potable en sus hogares les impide llevar una adecuada salud menstrual. esto profundiza las desigualdades de género y, a su vez, la feminización de la pobreza”, destaca el informe.

 

Francisco González, parte del equipo de investigación y monitoreo de Caleidoscopio Humano y egresado del diplomado de Monitordescave, estuvo a cargo de la moderación del espacio.

Si quieres contribuir a la construcción de un periodismo más humano, contáctanos a través del correo caleidohumano@gmail.com o través de nuestras redes sociales.