Países rechazaron en Ginebra los crímenes de lesa humanidad en Venezuela

Pidieron el retorno a la mesa de negociación en México y que se renueve por dos años más el mandato de la Misión Internacional Independiente de Determinación de Hechos para que continúe investigando las violaciones a los derechos humanos mientras no se garantice la justicia en el país

El Nacional

(28-09-2022) Países del mundo expresaron este lunes su rechazo a los presuntos crímenes de lesa humanidad cometidos en Venezuela por organismos de seguridad y altos mandos políticos del país —como lo documentó la Misión Internacional Independiente de Determinación de Hechos sobre Venezuela de las Naciones Unidas— para reprimir a la disidencia política.

Las naciones pidieron el retorno a la mesa de negociación en México y que se renueve por dos años más el mandato de esa instancia para que siga investigando las violaciones a los derechos humanos mientras no se garantice la justicia en el país.

La presidenta de la misión, la portuguesa Marta Valiñas, presentó ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU un informe que señala los abusos cometidos por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional y la Dirección General de Contrainteligencia Militar.

Leer también: Misión de Determinación de los Hechos: Violaciones, torturas y violencia basada en género continúa profundizando la crisis de derechos humanos en Venezuela

“Ambas agencias cometieron violaciones de los derechos humanos que constituyen crímenes de lesa humanidad, y entre éstos se incluyen la tortura y otros malos tratos, la violencia sexual y de género, las detenciones arbitrarias y las desapariciones forzadas de corta duración”, indicó ante el Consejo, conformado por 47 miembros de la ONU.

Unión Europea

La Unión Europea afirmó que le preocupa enormemente la dilatada crisis de derechos humanos en Venezuela y las violaciones cometidas por organismos y agentes del Estado en el contexto de la represión política.

“Condenamos todos los incidentes de ejecuciones extrajudiciales, detenciones ilegales y arbitrarias, tratos crueles, inhumanos y degradantes. Nos preocupan las conclusiones del informe, que merecen más valoración, y pedimos a las autoridades de Venezuela que cooperen con todos los mecanismos de derechos humanos y de rendición de cuentas”, manifestó.

Expresó asimismo los abusos reportados en el Arco Minero del Orinoco por la explotación minera ilegal. “La Unión Europea exhorta a todas las partes a volver a la mesa de negociación en México de buena fe para encontrar una solución pacífica y democrática a la crisis de Venezuela”, agregó.

Suiza

La delegación de Suiza reconoció algunos “avances alentadores” que se han logrado en los últimos dos años, pero manifestó estar preocupado por las graves violaciones a los derechos humanos documentadas desde el año 2014, algunas de ellas, de acuerdo con el informe de la Misión, son crímenes de lesa humanidad.

Leer también: Gobierno amenaza con tomar medidas “políticas y diplomáticas” a Estados que apoyen la renovación del mandato de la Misión de la ONU

Rechazó los actos de tortura y violencia sexual documentados y pidió con énfasis a las autoridades del régimen chavista que paren estas prácticas. Suiza, además, dijo que le preocupan las violaciones a los derechos humanos cometidas en la región del Arco Minero del Orinoco por actores estatales y no estatales.

“Condenamos especialmente los ataques contra las poblaciones indígenas y hacemos un llamado a las autoridades a tomar acciones concretas para que estas violaciones y ataques cesen y se garantice una explotación de los recursos que respete los derechos humanos”, manifestó.

“Hacemos un llamado a las autoridades a aplicar las recomendaciones del informe. Les pedimos que hagan a cabo investigaciones transparentes, rápidas y en profundidad sobre los presuntos autores de los crímenes. Además insistimos en la reparación apropiada que deben recibir las víctimas y su protección”, añadió.

Países Bajos

Países Bajos se suscribió a la intervención de la Unión Europea y reiteró el llamado para que las autoridades venezolanas le proporcionen acceso a la Misión de Determinación de Hechos Sobre Venezuela y apliquen sus recomendaciones.

“La información presentada por la misión es profundamente shockeante, describe las acciones cometidas por actores estatales y no estatales en total impunidad. Nos preocupa que continúe la impunidad; las víctimas de las violaciones a los derechos humanos y sus familias merecen que se realice una investigación imparcial y que haya un debido proceso. Las responsabilidades descritas en las cadenas de mando y la situación abominable en el Arco Minero del Orinoco, así como hechos reportados en materia de derechos humanos, son muy importantes”, manifestó.

Países Bajos solicitó que se restaure el Estado de derecho, el orden democrático y la independencia judicial.

Irlanda

El gobierno irlandés destacó las necesidades de los venezolanos y de que se respeten los derechos humanos en el país. Expresó preocupación por la persecución, la intimidación y las detenciones arbitrarias contra los actores de la sociedad civil.

Reiteró su llamado para que se liberen todos los presos políticos y se brinde la plena protección a los miembros de la oposición, de los sindicatos, de los defensores de los derechos humanos y miembros de los medios de comunicación, así como a personas de grupos vulnerables y marginados.

También subrayó la importancia de la independencia judicial.

“Hacemos un llamado para que las autoridades apliquen las recomendaciones en esta materia y las instamos a que cooperen con los mecanismos independientes, entre ellos la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas y la Misión independiente”, dijo.

Consideró que la solución a la crisis únicamente se logrará mediante negociaciones integrales en Venezuela y abogó para que las partes vuelvan a la negociación.

Francia

Al igual que Países Bajos, Francia suscribió las declaraciones de la Unión Europea.

“El informe subraya que sigue el deterioro de la situación de los derechos humanos en Venezuela; condenamos el uso excesivo de la fuerza, la tortura y los tratos crueles, inhumanos y degradantes, incluyendo violencia sexual que padecen oponentes políticos, periodistas y agentes sociales”, expresó.

Francia resaltó la importancia de la investigación en la Corte Penal Internacional sobre los posibles delitos de lesa humanidad cometidos en Venezuela. Asimismo, hizo un llamado a las autoridades chavistas a intensificar la cooperación con las Naciones Unidas.

Venezuela debe iniciar un diálogo inclusivo con todos los actores políticos del país para salir de la crisis. La puesta en libertad de todos los prisioneros políticos y la renovación de las negociaciones en Venezuela serían dos señales positivas de las intenciones de las autoridades”, aseguró.

Alemania

“Los derechos humanos han sido violado sistemáticamente y masivamente en Venezuela durante muchos años. Las dificultades económica llevaron a una situación muy difícil para el pueblo venezolano y a la mayor crisis de refugiados fuera (del contexto) de la guerra”, agregó la representación diplomática de Alemania.

Señaló que cerca de 7 millones de ciudadanos salieron de su país a la fuerza en esas circunstancias políticas.

“La labor de la Misión será fundamental para documentar las violaciones de derechos humanos en Venezuela. Mientras continúe la impunidad será necesario el trabajo de la Misión para que se documenten de manera imparcial y objetiva los crímenes”, expresó.

Instó a las autoridades venezolanas a que cumplan las recomendaciones de la Misión, así como de otras instancias, y que continúen las negociaciones en México.

Ecuador

El representante de Ecuador ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas reiteró su condena por las continuas y graves violaciones a los derechos humanos en Venezuela. Dijo que resultan especialmente preocupantes las graves conclusiones presentadas por la misión, así como las detenciones arbitrarias, las torturas, las desapariciones forzadas, las ejecuciones extrajudiciales, la violencia sexual y de género y las violaciones de los derechos de los pueblos indígenas.

“Instamos a que Venezuela se establezcan garantías jurisdiccionales para la protección eficaz de los derechos humanos y para que se lleven a cabo investigaciones exhaustivas e imparciales, se combata la impunidad y se garantice la rendición de cuentas de los responsables y la justicia para las víctimas”, señaló.

Exigió el cese de los actos de persecución e intimidación contra los disidentes políticos y la creación de un entorno propicio para la labor de la sociedad civil. Añadió que hacen un llamado para que la comunidad internacional preste atención a la grave situación en Venezuela y respalde la renovación del mandato de la Misión de Determinación de Hechos.

Canadá

El gobierno canadiense aseguró que le preocupan las violaciones a los derechos humanos en Venezuela, incluyendo en el Arco Minero del Orinoco.

“Seguimos constatando la reducción del espacio de la sociedad civil en el país debido al acoso de líderes sociales, periodistas independientes y medios. Pedimos la puesta en libertad de las personas detenidas arbitrariamente, incluidos defensores de derechos humanos”, manifestó.

Canadá reiteró el llamado a poner fin esta práctica y resaltó la necesidad urgente de poner fin a la violencia sexual y de género.

“Los esfuerzos por investigar abusos y violaciones de derechos humanos son claves para pedir justicia. Pedimos que se renueve el mandato dos años más y alentamos a países, sobre todo los del Consejo de Derechos Humanos, apoyar esta propuesta. Recordemos que Venezuela es miembro de este Concejo y como tal debe dar ejemplo y permitir acceso a todo el país”, dijo.