Misión de Determinación de los Hechos: Violaciones, torturas y violencia basada en género continúa profundizando la crisis de derechos humanos en Venezuela

El informe presentado hoy, 20 de septiembre, destaca las recurrentes violaciones de derechos humanos de los organismos de seguridad del Estado

La Misión de Determinación de los Hechos en rueda de prensa 2:00 PM hora Ginebra publicó el tercer informe sobre Venezuela.

Gabriela Buada Blondell y Emmanuel Rivas/Caleidoscopio Humano

(20-09-2022) La Misión de Determinación de Hechos de las Naciones Unidas presentó hoy su tercer Informe sobre las investigaciones realizadas en materia de derechos humanos en Venezuela.

Este nuevo informe detalla las responsabilidades por crímenes de lesa humanidad para reprimir a la disidencia y destaca los hechos que se registran en las zonas mineras, principalmente al sur de país.

La Misión de Determinación de los Hechos en rueda de prensa 2:00 PM hora Ginebra, destacó que el Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) y la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM) cometen crímenes de lesa humanidad bajo las órdenes de las altas esferas del gobierno para reprimir.

“Los delitos y violaciones cometidos por miembros del SEBIN y de la DGCIM, constituyen crímenes de lesa humanidad. Sus estructuras siguen siendo las mismas y los patrones de conducta aún persisten”.

Además, el informe presentado por la Organización de Naciones Unidas (ONU), estableció que los organismos de inteligencia del Estado de Venezuela, tanto civiles como militares, funcionan como estructuras bien coordinadas y eficaces para la ejecución de un plan, orquestado desde los niveles más altos del gobierno.

En este sentido, la Misión de Determinación documentó 122 casos de víctimas que fueron sometidas a torturas, violencia sexual y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes perpetrados por agentes del SEBIN y la DGCIM. La tortura se llevó a cabo en su sede “Boleíta”, en Caracas, y en una red de centros de detención encubiertos en todo el país.

Marta Valiñas, presidenta de la misión señaló que “las investigaciones y análisis muestran que el Estado venezolano utiliza los servicios de inteligencia y sus agentes para reprimir la disidencia en el país. Esto conduce a la comisión de graves delitos y violaciones de los derechos humanos, incluidos actos de tortura y violencia sexual. Estas prácticas deben cesar inmediatamente y los responsables deben ser investigados y procesados de acuerdo con la ley».

La misión de determinación, presente en Venezuela desde el año 2019, también manifestó su preocupación por las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas, el trabajo forzado y la explotación sexual, incluida la esclavitud sexual y la trata de personas en zonas fronterizas y remotas, esto, producto de la práctica ilegal de la minería.

Los patrones de persecución, intimidación y detención arbitraria contra quienes trabajan en medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil, personas defensoras de los derechos humanos y abogados, fueron, de igual forma, reseñados por la misión.

Arco Minero del Orinoco, terreno fértil para violentar los DDHH de mujeres, niños, niñas y adolescentes

Francisco Cox, miembro de la Misión de Determinación de los Hechos, denunció que, en el Arco Minero del Orinoco (AMO), “se registraron una serie de violaciones de derechos humanos que pueden constituir crímenes contra la humanidad”.

Esta zona, declarada en el año 2016, como “Zona de Desarrollo Estratégico Nacional” está fuertemente militarizada, mientras que los grupos armados criminales siguen operando abiertamente, controlando las minas y las poblaciones, destacó Cox, agregando que las violaciones de derechos humanos son cometidas por actores tanto del Estado como no estatales.

En el AMO, que comprende los estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro, se ha incrementado la violencia basada en género, la explotación sexual y el trabajo forzado, situaciones que han sido denunciadas, en diferentes oportunidades por Caleidoscopio Humano y otras organizaciones de derechos humanos locales.

Países piden la renovación

Brasil, Canadá, Chile, Guatemala, Paraguay, Ecuador y Perú son los países que solicitarán, el próximo 26 de septiembre, la renovación del mandato de la Misión de Determinación de los Hechos sobre Venezuela. Para renovar este mecanismo de la ONU debe haber una clara mayoría de votos a favor, por parte de los 46 estados que conforman el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

A esta petición multinacional, se suma el tercer informe presentado hoy por la misión, donde se da cuenta que en el país se siguen vulnerando los derechos humanos y atentando contra la dignidad de las personas.

«Venezuela sigue enfrentando una profunda crisis de derechos humanos (…) Instamos a la comunidad internacional a que continúe monitoreando de cerca la evolución de los acontecimientos en Venezuela y vigile si se están produciendo avances creíbles para asegurar una justicia imparcial e independiente, que garantice la rendición de cuentas y el respeto de los derechos humanos», dijo Marta Valiñas al finalizar la rueda de prensa virtual.

La Misión de Determinación de los Hechos fue aprobada el 27 de septiembre de 2019 por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU bajo la resolución 42/25, a fin de investigar “las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas, las detenciones arbitrarias, las torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes cometidos desde 2014, a fin de asegurar la plena rendición de cuentas de los autores y la justicia para las víctimas. Para que sea aprobada la renovación de dicho mandato se deben obtener más votos afirmativos o abstenciones que votos negativos, en la Sesión 51 del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

La Misión presentará las conclusiones y recomendaciones del informe de 2022 al Consejo en la sesión de diálogo interactivo fechada 26 de septiembre de 2022.

Descarga el informe aquí: