Desapariciones forzosas en Venezuela usadas como un mecanismo para infundir miedo

Por Stefanny Aguirre

Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas


Pese a que, en el año 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el 30 de agosto como el día internacional para conmemorar a las víctimas de desapariciones forzadas, actualmente Estados miembros de esta organización que han ratificado los instrumentos legales sobre la regulación de estos actos han emitidos datos alarmantes sobre desapariciones forzadas.

Las desapariciones forzadas tienen un impacto muy marcado en la vida de las comunidades y de los Estados, pues este tipo de crímenes s son usados generalmente para arremeter contra las personas e infundir temor en ellas.

Algunos de los derechos humanos que son vulnerados como consecuencia de las desapariciones forzadas son el derecho al reconocimiento de la personalidad jurídica, el derecho a la libertad y seguridad de la persona y el derecho a no ser sometido a torturas ni a otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

¿Por qué los Estados son responsables de la violación de derechos humanos en el crimen de desaparición forzada?

Los Estados al ratificar las convenciones que protegen a las personas de ser víctimas de desapariciones forzadas y que aun así lo sean, los obliga a garantizar su seguridad y velar por el cumplimiento de su protección.

Es importante mencionar que la ONU ha establecido que las desapariciones también suponen en general una violación de diversos derechos de carácter económico, social y cultural, tanto para las víctimas, así como sus familias:

El derecho a la protección y a la asistencia a la familia;

El derecho a un nivel de vida adecuado;

El derecho a la salud;

El derecho a la educación.

Situación en Venezuela:

Las desapariciones forzosas en Venezuela son usadas como un mecanismo para infundir miedo en los habitantes por parte del gobierno, con el objetivo de «controlar a su población, desalentar a la disidencia y castigar a sus oponentes» en palabras de un artículo en exclusiva del New York Times.

En el año 2018 y 2020, Venezuela fue objeto de dos exámenes preliminares conocidos como Venezuela I y II por la Corte Penal Internacional, en los cuales se le investigó por crímenes de Lesa Humanidad, en este sentido, es importante mencionar que el crimen de desaparición forzada pertenece a la gama de delitos de Lesa Humanidad.

Según el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (Acnudh), ha expuesto el registro de «varios casos de desapariciones forzadas» las cuales en su mayoría eran a causa de detenciones arbitrarias, donde no existía una causa abierta para arrestar a una determinada persona, sino que por el contrario se le privaba de libertad sin mencionarle la razón de ello.

Por lo tanto, es importante el papel de la sociedad civil en conjunto con las organizaciones no gubernamentales en el contexto venezolano a fin de visibilizar las violaciones de derechos humanos de las cuales hemos sido víctimas al largo de los últimos años en el país.