Venezuela en silencio frente a la necesidad de despenalizar el aborto

Los medios de comunicación, el activismo joven y las organizaciones feministas tienen un papel indispensable en reeducar y visibilizar la necesidad de hablar del aborto y propiciar la conversación acerca de los derechos sexuales y reproductivos

La abogada y activista de 100 % Estrógeno explicó que el aborto solo es permitido cuando se pone en riesgo la salud de la gestante

Wanda López Agostini / Caleidoscopio Humano

Gabriela Buada, directora de Caleidoscopio Humano, conversó con la activista y abogada Venus Faddoul, cofundadora y directora de la organización 100 % Estrógeno, sobre la criminalización del aborto en Venezuela, como preámbulo del Día por la Despenalización y Legalización del Aborto que se conmemora todos los 28 de septiembre con la intención de exigir a los gobiernos del mundo el acceso al aborto legal y seguro, y con esto, reducir las cifras de muertes por abortos clandestinos.

“Una de las cosas más sorprendentes de abordar el tema de la despenalización del aborto es el profundo desconocimiento que hay en el colectivo venezolano. Se desconoce que es un derecho humano, un derecho de salud pública, que pretende que las mujeres puedan disfrutar plenamente de su sexualidad”, indica Faddoul al ser consultada sobre la situación en Venezuela con este tema tan invisibilizado.

Asimismo, Buada señala que la necesidad de reeducación entre periodistas, activistas jóvenes e incluso defensores y defensoras de derechos humanos que hoy incluyen la perspectiva de género entre sus áreas de acción, es indispensable.

“Con lo que le ocurrió a Vanessa logramos ver también el profundo desconocimiento y la cobertura solapada y temerosa de varios medios de comunicación. Sin embargo, sabemos que hay muchas prácticas clandestinas y de lucro económico de las que no se habla en el país”, señaló la directora de Caleidoscopio Humano.

De esta forma, la abogada y activista de 100 % Estrógeno explicó que el aborto solo es permitido cuando se pone en riesgo la salud de la gestante.

Caleidoscopio Humano visibiliza y defiende los derechos de todas las mujeres, niñas y adolescentes.

El aborto fuera del armario

Buada, señaló que el caso de la activista Vanessa Rosales puso en relieve la situación del aborto en Venezuela, ya que la práctica es conocida, pero continúa siendo un secreto a voces y segura para las personas más privilegiadas económicamente.

“Con este caso ponemos en contexto hablar de aborto en Venezuela. Siempre es muy lejano, incluso dentro del propio movimiento de derechos humanos se ve muy distante defender este tipo de hechos, lo que tiene que ver con el derecho a elegir, lo que es tu cuerpo y lo que es tu vida”.

Al respecto, Faddoul destacó que el Estado venezolano es patriarcal, misógino y ni siquiera ha dejado que se lleve a discusión la despenalización del aborto.

“La relatora de derechos humanos de las Naciones Unidas instó al gobierno a parar el proceso sobre Vanessa y le preguntó por qué no ha flexibilizado la norma, si eso criminaliza, discrimina y pone en riesgo el estado de las mujeres”.

 Situación venezolana

Para Faddoul, Venezuela incumple con los tratados internacionales al seguir penalizando el aborto. «A diferencia de Centroamérica, Venezuela sí ha firmado casi todos los tratados internacionales que defienden los derechos de la mujer. El Estado está en mora», agrega.

Finalmente, la activista concluye que la despenalización debe ser absoluta, porque entre las mayores consecuencias está la muerte y criminalización de las gestantes.

“Necesitamos en el mediano plazo lograr la no penalización por las tres causales humanitarias: cuando la mujer ha sido violada, cuando el embarazo no sea viable y cuando ponga en peligro a la madre. Es necesario luchar por este derecho sexual y reproductivo que ha sido tan difícil alcanzar en la región. El aborto es un derecho humano porque incluyes la no discriminación, la autodecisión, el uso y disfrute sobre tu propio cuerpo”, manifiesta Faddoul.

Una estadística que no para

Tres de cada cuatro abortos practicados en Latinoameríca y África se desarrollaron sin condiciones de seguridad, asegura la OMS. La instancia internacional recomienda que para lograr un aborto seguro se debe contar con un personal capacitado, que cumple con todos los protocolos necesarios dependiendo del tiempo de embarazo de la gestante.

El Instagram Live para tratar este tema, forma parte de las actividades y capacitaciones que Caleidoscopio Humano lleva adelante para visibilizar de manera correcta estas vulneraciones que afectan a las personas en Venezuela.

Si quieres contribuir a la construcción de un periodismo más humano, contáctanos a través del correo [email protected] o través de nuestras redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *