Monitor Ciudad explica cuál es la calidad del agua actualmente en Caracas

María Alejandra Silva/Caleidoscopio Humano

(22-11-2022) El gerente de la ONG  Monitor Ciudad, Jesús Vásquez, señaló que 60% de la población de la  ciudad de Caracas tiene una percepción de la calidad del agua como mala o muy mala, mientras que cerca de 40% la considera aceptable, esto según un monitoreo que ha venido realizando la organización durante los últimos meses.

«El agua de acuerdo a nuestro estándares debe ser incolora, indolora e sinsabor, y esas son las características que demuestran una buena calidad. Pero, recientemente hemos venido rechazándola porque estás características no se están cumpliendo en el agua de Caracas», explicó Vásquez al equipo de investigación de Caleidoscopio Humano.

Leer también: Informe “Sin agua no hay vida” documenta la gravedad del servicio de agua potable en Venezuela

Agregando que cuando el servicio de agua es suspendido por varios días las tuberías deben ser drenadas antes de distribuir el servicio a la ciudad. «Sin embargo, eso no está ocurriendo; Hidrocapital tiene poco personal, esto está ocasionando que le tengan que dar a las comunidades la potestad para maniobrar las válvulas, así que mucho menos tienen trabajadores que drenen el agua de las tuberías», dijo el gerente de Monitor Ciudad.

Vásquez aseguró que el agua que está llegando en este momento a los hogares caraqueños no es de consumo humano debido a que no cumple con los requerimientos establecidos que pide la Organización Mundial de la Salud, por lo que señaló que al agua se le debe aplicar métodos de potabilización para poder consumirla.

Entre las razones que explicó el ingeniero que está causando la baja calidad del agua se encuentra la falta de continuidad del servicio, la falta de mantenimiento en las cuencas hidrológicas y embalses, adaptación de las plantas de tratamiento y potabilización a las nuevas condiciones ambientales y, por último, Hidrocapital no cuenta con los químicos necesarios para cumplir por lo establecido por la OMS.

«Para las zonas en donde no tienen un servicio continuo y que la interrupción del servicio puede ser de dos, tres semanas e incluso de meses es que en las tuberías se van creando una película de bacterias y sarro y cuando pasa agua por ahí se forma un barro espeso que es finalmente arrastrado hacia los hogares y por eso es agua llega así a las casas; ahí la importancia de drenar las tuberías antes», añadió el activista social.

Leer también: La escasez de agua en Mérida es alarmante

Por último, el representante de Monitor Ciudad consideró que se necesitan cerca de 80 millones de dólares para la recuperación de las tres plantas de tratamiento que abastecen Caracas, mientras que los gastos de bombeos sobrepasan los $270  millones, para un total de $350 millones «solamente para la conducción del agua a Caracas, dentro de la ciudad hay otras cosas como estaciones de bombeo que también deben repararse», concluyó Vásquez.