Leyes venezolanas tienen restricciones contra la comunidad LGBTIQ+ que desea donar sangre

Fuente: El Diario

En el Reino Unido entró en vigencia el 14 de junio una norma que permite a los hombres homosexuales y bisexuales con relaciones monógamas de al menos tres meses ser donantes de sangre. 

La fecha es emblemática, pues se celebra el Día Mundial de la Donación de Sangre. Además, se desarrolla en el contexto del mes del orgullo para la comunidad LGBTIQ+. La nueva normativa tiene algunas características que hacen que no haya lugar a la discriminación. 

Los hombres que quieran donar sangre en Inglaterra, Escocia y Gales ya no deberán revelar si mantuvieron relaciones sexuales con hombres, sino que a todas las personas se les harán las mismas preguntas exploratorias independientemente de su género u orientación sexual. 

Antes de esta regulación, el reglamento establecía que los hombres solo podían donar si tenían al menos tres meses sin sostener relaciones sexuales. 

Aunque el Ministerio de Sanidad de Reino Unido y las organizaciones por los derechos de la comunidad LGBTIQ+ califican la medida como altamente positiva, la realidad es muy distinta en varios países del mundo. En algunas regiones de Latinoamérica, por ejemplo, esto ha sido denunciado como un acto de discriminación. 

Venezuela mantiene la discriminación

Venezuela no considera a las personas homosexuales, bisexuales y transgénero como candidatos aptos a la donación de sangre en sus leyes. 

De acuerdo con la Ley de Transfusión y Bancos de Sangre de Venezuela de 1977, actualmente vigente, refleja que las personas que tuvieron relaciones sexuales con individuos de su mismo sexo no podrán donar sangre, porque son catalogadas un grupo de riesgo. 

El argumento está sujeto a la creencia de que estas personas podrían estar infectados con alguna enfermedad viral como VIH. Sin embargo, esta posibilidad es fácil de descartar actualmente con solo hacer un análisis de sangre. 

El equipo de El Diario entrevistó para un reportaje a varios miembros de la comunidad LGBTIQ+ que fueron rechazados como donantes de sangre en instituciones de salud. Algunos de ellos admitieron que serían capaces de mentir en el cuestionario para que les permitan ayudar a sus seres queridos. 

Anabela Arminio, nefróloga de trasplantes, dijo en una entrevista previa para El Diario que la sangre es un bien escaso en Venezuela, por lo que pacientes que requieren transfusiones para salvar sus vidas tienen pocas posibilidades de acceder a una. 

Pacientes que requieren transfusiones para salvar sus vidas tienen pocas posibilidades de acceder a una
Foto: EFE

Además, destacó que los bancos de sangre tienen un suministro irregular de reactivos, por lo que se hace más difícil la posibilidad de hacer serologías a las bolsas de sangre donadas. 

Países de Latinoamérica que continúan limitando la donación de sangre 

Perú es otra nación de la región que hasta el momento mantiene estrictas restricciones para las personas de la comunidad LGBTIQ+ que desean donar sangre. 

La legislación peruana no contiene argumentos sobre estas restricciones, pero la Ficha de Protocolo de Selección al Donante de Sangre del Ministerio de Salud (Minsa) sí lo hace, porque cataloga a homosexuales y bisexuales como un grupo de riesgo. 

Tras denuncias recurrentes de discriminación, el Minsa aprobó en 2018 una guía que sacaba a las personas LGBTIQ+ de esta lista de riesgo, pero políticos y organizaciones no gubernamentales han asegurado que no se está respetando esa guía. 

Personas donando sangre
Foto: Universidad Peruana Unión

Países como Argentina y México tienen políticas que permiten a homosexuales y bisexuales donar sangre sin restricciones. Sin embargo, en ambos países se han registrado casos de discriminación. 

A finales de 2019 se hizo viral la denuncia de un joven argentino al que se le prohibió donar sangre por su orientación sexual. Cuatro años antes, el país levantó este tipo de restricciones, por lo que el caso respondió a una decisión del centro de salud. 

Silvina Kuperman, titular del Servicio Centro Regional de Hemoterapia del Garrahan, explicó al medio argentino Telám que se basaron en el criterio del Boletín de Sida de 2019, que advierte que la prevalencia de HIV en trabajadores/as sexuales y/o en situación de prostitución es de 2% a 5%; contexto de encierro, 2,7%; usuarios de drogas inyectables, 4% a 7%; hombres que tienen sexo con hombres, 12% a 15% y mujeres transexuales, 34%.

Algo similar ocurrió en el año 2018 en Oaxaca, México, y fue reseñado por el medio Distintas Latitudes. Una mujer intentó donar sangre para su mamá, ambas son de tipo O-, por lo que era importante para ella apoyarla. 

Al llenar el cuestionario, contestó que era gay en la pregunta sobre su orientación sexual y la persona que recibió el formulario le indicó que probablemente rechazarían su sangre. No obstante, la norma que prohibía a personas homosexuales donar sangre se eliminó en el año 2012. 

Cambios en las normas durante la pandemia por covid-19

Países como Brasil y Estados Unidos hicieron reformas en sus normas sobre la donación de sangre en el contexto de la pandemia por covid-19. Esto debido a la alta demanda de sangre y la poca donación voluntaria. 

En 2020 se resgistró una fuerte escasez en los bancos de sangre de Estados Unidos. Las autoridades de la nación decidieron flexibilizar la ley que impedía a hombres que tuvieron relaciones con personas de su mismo sexo en menos de un año. 

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) anunció el 2 de abril de ese año que el tiempo fue reducido a tres meses. Esto le dio a más personas la posibilidad de ser donantes  

El Tribunal Supremo de Brasil vetó la restricción que impedía a homosexuales que tuvieron relaciones sexuales en menos de un año donar sangre.
Foto: OMS

El plazo de tres meses también beneficia a mujeres que tuvieron relaciones con hombres gay o bisexuales. Así como personas que se hicieron un tatuaje o un piercing, y a aquellos que viajaron a países con alto riesgo de malaria.

En mayo de 2020, el Tribunal Supremo de Brasil vetó la restricción que impedía a homosexuales que tuvieron relaciones sexuales en menos de un año donar sangre. El organismo declaró que esta norma era inconstitucional y discriminatoria. 

Las gestiones para derogar esta norma iniciaron en el año 2016. Sin embargo, la decisión definitiva llegó en el contexto de la crisis sanitaria que generó el covid-19 en ese país. 

La Defensoría Pública envió un posicionamiento al Tribunal Supremo pidiendo agilizar la deliberación en vista de la pandemia, que redujo el ritmo de donaciones y causó un descenso de las reservas de sangre en el país.

Otras naciones que mantienen estrictas restricciones 

Otros países que aún tienen restricciones estrictas para evitar que homosexuales donen sangre son Argelia, Austria, China, Croacia, Dinamarca, Estonia, Grecia, Islandia, Líbano, Lituania, Malasia, Malta, Filipinas, Singapur, Eslovenia, Tailandia, Trinidad y Tobago, Turquía y Ucrania. 

Belgica, Finlandia, Francia y Alemania establecen en sus normas que estas personas pueden donar solamente si tienen más de 12 meses sin sostener relaciones sexuales.  No obstante, Alemania está estudiando reducir este plazo a cuatro meses, de acuerdo con varios medios de ese país. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *