Las remesas, el alivio para muchos hogares venezolanos

Por Nataly Carvajal/Caleidoscopio Humano

(16-06-2022) En la mayoría de los hogares venezolanos, al menos una persona migró. De acuerdo a la Organización de Naciones Unidas (ONU), hay en el mundo, más de 6.5 millones de migrantes venezolanos. Muchos han migrado con la esperanza de un mejor futuro y el poder ayudar a sus familiares que quedan en Venezuela.

Cada 16 de junio, se celebra el Día Internacional de las Remesas Familiares, fecha que conmemora a los más de 200 millones de trabajadores migrantes, quienes envían dinero a alrededor de 800 millones de familiares en sus países de origen (ONU).

Las remesas son entendidas como el dinero o artículos que los migrantes envían a sus familiares y amigos en sus países de origen, esto genera una estrecha relación entre la migración y el desarrollo, al existir impactos positivos en aspectos económicos, tanto del país emisor como el receptor de remesas.

Importancia de las remesas

Las remesas tienen un valor importante, aliviando la pobreza en países de ingresos bajos y medios, ya que ayudan a costear alimentos, atención en salud, educación, vivienda y saneamiento, entre otras necesidades básicas, logrando mejorar un poco las condiciones y calidad de vida de las personas, sobre todo de aquellos en situaciones más vulnerables.

El Banco Mundial prevé que los flujos de remesas registrados oficialmente, y cuyo destino es a países de ingreso bajo o mediano, aumentarán un 4,2 % durante el 2022, llegando a un monto de 630.000 millones de dólares americanos, mostrando a su vez una recuperación después de la recesión económica producto de la pandemia por COVID-19.

Las Naciones Unidas estimó que entre los años 2015 y 2030, al menos mil millones de personas enviarán o recibirán remesas internacionales a países en vías de desarrollo y su equivalente es de 6,5 billones de USD. Dinero que en un 75 % es destinado a cubrir necesidades básicas y, además, constituye el ingreso total del 60 % de muchos hogares.

Las remesas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Las remesas adquieren relevancia dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la reducción de la pobreza y desigualdades, por lo que ayudar a que las personas que son receptoras de remesas, puedan aumentar este beneficio para el desarrollo, ampliando oportunidades de ahorro e inversión en la economía formal, y en consecución de todos los objetivos planteados en el milenio.

Dentro del objetivo cinco de los ODS se encuentra la igualdad de género. Existen datos importantes entre la relación de las remesas y este objetivo, las Naciones Unidas estima que la mitad de los migrante que envían remesas son mujeres, por otro lado, si bien las mujeres y hombres envían cantidades de remesas, las mujeres suelen mandar una proporción mayor de sus ingresos con mayor regularidad, aun cuando suelen ganar menos dinero.

Remesas en Venezuela

Desde el año 2016, las remesas fueron incrementando, esto también debido al aumento de la migración forzada. En Venezuela, las remesas se han convertido en el salvavidas para muchos hogares. Cada vez son más las familias que reciben dinero del exterior, muchas personas manifiestan que sin esa ayuda les seria aún más difícil vivir en el país.

“Si no fuese por mi familia que vive en Chile, yo no pudiese sobrevivir en el país, el dinero que me llega por concepto de mi pensión y jubilación, solo me alcanza para pagar los servicios”.  Este es el testimonio de mujer educadora que vive en Venezuela, y la historia de vida de muchas personas mayores en el país.

De acuerdo con el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), la tasa de inflación durante el mes de mayo se ubicó en el 10,1 %, cifra bastante elevada en comparación con el mes de abril donde estaba en 3, 6 %, todo esto se traduce que, a los venezolanos con un sueldo mínimo, les resulta imposible costear los gastos del hogar, siendo el dinero enviado por familiares que han migrado a otros países, un aporte significativo.

Expertos de la consultora financiera Ecoanalítica comentan que en la actualidad los venezolanos en el exterior, envían en promedio 1.100 millones de dólares al año a familiares en el país, por lo que, aproximadamente, cerca de un 24,3 % de los hogares de la población recibe dinero de remesas.

En el país las remesas familiares se han posicionado como uno de los flujos de ingresos más importantes, lo que equivale al 5% del Producto Interno Bruto (PIB) actual, aunque durante la pandemia hubo una disminución, las remesas familiares siguen siendo vitales para la subsistencia de los hogares venezolanos, en especial de aquellos más pobres.

Las remesas han adquirido un rol determinante al ser el complemento de los ingresos en las familias, estimaciones de organismos internacionales comentan que cerca del 18% de la población venezolana está viviendo fuera del país, constituyendo el fenómeno migratorio más alto en la historia moderna de la región.

Venezuela se convirtió en un lugar netamente receptor de remesas, con 2,1 millones de hogares que pueden obtener esta ayuda de sus familiares en el exterior, teniendo un impacto en condiciones socioeconómicas que el Estado no incentiva para el desarrollo de las personas y donde se pueda gozar una vida con total dignidad.

Fuentes:

(I). Thinkanova.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *