Venezuela registra más de 61.000 casos de malaria en 2021

Esta enfermedad estaba erradicada en el país. En los últimos años las cifras han aumentado más que en países del áfrica subsahariana.

Efecto Cocuyo

(21-11-2021) Venezuela registró 61.681 casos de malaria en el territorio nacional entre el 1 de enero y el 11 de septiembre de 2021, informó la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (Ocha) de Naciones Unidas este 17 de noviembre.

En la más reciente actualización de su informe de situación sobre Venezuela, Ocha indicó que los municipios con la mayor cantidad de casos de malaria en 2021 se ubican en el estado Bolívar.

Sifontes, marcado por la minería, es el municipio con más casos, con 17.931. Le siguen Angostura (9.144), Caroní (8.465) y Sucre (8.878).

El reporte también alerta sobre la detección de casos de fiebre amarilla en Monagas y Anzoátegui, con 7 casos humanos y 10 en primates. Ante esa situación, destaca que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) cree necesario reforzar las acciones de inmunización y atención en las zonas geográficas en las cuáles se han detectado los casos. El brote está siendo atendido por OPS y autoridades regionales y nacionales. 

Igualmente, el informe resalta que el dengue, el chikungunya y el zika se mantienen con cifras estables. En 2021 se han confirmado 4.995 casos de dengue, 54 casos de chikungunya y 25 casos de zika, según la plataforma de información en salud para las Américas de la OPS.

«El dengue ha producido importantes epidemias en años anteriores, por lo que su vigilancia no debe ser desatendida», advierte Ocha. 

Falta protección y personal

Sobre el COVID-19, Ocha resalta que la tasa de incidencia de COVID-19 aumentó entre agosto y septiembre respecto a los dos meses anteriores, con casi 1.300 casos diarios en promedio.

Hasta la fecha, Ocha señala que el país ha aplicado 23.156.914 dosis de vacunas anticovid en el país, con 32,30 % de la población inmunizada con las dos dosis.

La oficina de Naciones Unidas indica que persisten las necesidades de abastecimiento de Equipos de Protección Personal (EPP) para el personal de salud de primera línea, al igual que la urgencia de promoción de mecanismos de autocuidado y cuidado mutuo entre trabajadores sanitarios, también afectados por el déficit de personal. 

«El déficit de personal de salud se estima en 62 %, lo que dificulta la capacidad de respuesta en centros hospitalarios y el acceso a los servicios de salud de la población en general.

Aumenta la desnutrición

La Ocha informa sobre un aumento de casos de desnutrición en sectores afectados por las lluvias, debido a la aparición de enfermedades infecciosas gastrointestinales como la diarrea. Además, alerta sobre las mujeres embarazadas y en período de lactancia con bajo peso.

«Según los datos de campo de los socios, hay una prevalencia de Mujeres Embarazadas y en Período de Lactancia (MEL) con bajo peso, un indicador que se ubica entre 10 y 15 % en algunas comunidades de Caracas, Mérida y Táchira y que oscila entre el 20 y el 40 % en algunas poblaciones de los estados Apure, Lara, Miranda, Sucre y Zulia», indica.

Asimismo, advierte sobre la falta de acceso a agua potable, situación que afecta a los hogares que reciben atención y contribuye al deterioro del estado nutricional, «no sólo de niños menores de 5 años, sino de toda la familia«.

«De acuerdo con los reportes de los socios, las mujeres vulnerables enfrentan limitaciones en el acceso a servicios adecuados de salud, especialmente las embarazadas o las que tienen bajo peso, entre otras razones, debido al cierre de servicios de consultas médicas en medio de la pandemia y a la falta de personal sanitario en los centros de atención», añade el informe.

Como respuesta, 27.500 niños y niñas menores de 5 años y 6.000 mujeres embarazadas y en período de lactancia recibieron micronutrientes y suplementos nutricionales, mientras que 88 niños mayores de 5 años y adolescentes obtuvieron atención nutricional para tratar la delgadez, lo mismo para casi 1.290 del mencionado grupo de mujeres, con tratamiento para la anemia.

Sin embargo, Ocha notificó problemas con el alto costo de los suplementos nutricionales a lo largo del país, lo que dificulta el seguimiento de pacientes con desnutrición y de mujeres con bajo peso.

Vea el informe completo aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *