SOS Orinoco responsabiliza a Guyana por minería ilegal que hay en el Esequibo

Correo del Caroní

El informe publicado por la ONG revela que Guyana tiene una política minera ‘expansiva, irrestricta e irresponsable’ en la zona, así como también cree que se evidencia la falta de control y de políticas ambientales.


(10-07-2022). La ONG SOS Orinoco presentó el 5 de julio un informe en el que alertó sobre la pérdida de al menos 135.318 hectáreas en el territorio Esequibo, producto de la minería ilegal para extraer oro entre el 2000 y 2021, lo que a juicio de esa organización supera las acciones irregulares que se llevan a cabo en el estado Bolívar.

De acuerdo al informe, Guyana “ha permitido y estimulado” que esta situación prolifere y destruya el ecosistema que existe en el Esequibo y advirtió que la actividad minera en la zona causa daños en la salud, en especial las poblaciones indígenas que hacen vida en esas tierras.

A su juicio, el hecho de que exista este tipo de actividad ilegal en el territorio en disputa con Venezuela deja en evidencia que Guyana no tiene el control ni posee una política de desarrollo sostenible, así como tampoco muestra signos de que le interese la conservación de la fauna y flora del Esequibo al permitir y conceder permisos a corto plazo para extraer oro.

Destacó la ONG SOS Orinoco que esta política minera “expansiva, irrestricta, e irresponsable con los derechos humanos y con el ambiente” que es dirigida desde Guyana en el Esequibo son una violación a los mecanismos de derecho internacional y cuya conducta debe evaluarse a la hora que haya un fallo sobre la potestad de ese territorio, siempre enmarcado en lo que es el Acuerdo de Ginebra de 1966.

En ese sentido, la ONG insta a quienes representan a Venezuela en la Corte Internacional de Justicia a agregar este informe como evidencia para el proceso judicial, al tiempo que exhortó a las autoridades a que se diseñe y proponga una política de gestión ambiental y territorial en pro del Esequibo.

También subraya la importancia de desmontar la política en el Arco Minero del Orinoco para evitar más problemas ambientales y sustituirla con políticas que lleven a la plena sostenibilidad, al tiempo que les pide ofrecer “una alternativa a esta destrucción ecológica y cultural”.

La administración de Nicolás Maduro designó una comisión conformada por el representante de Venezuela ante la ONU, Samuel Moncada; el exministro de Relaciones Exteriores, Félix Plasencia; y la profesora de la Universidad Central de Venezuela, Elsie Rosales García, como representantes de nuestro país ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en el diferendo con Guyana por el Esequibo, con fecha para presentarse en la instancia el próximo 7 de octubre.

Venezuela y Guyana se disputan la tenencia del Esequibo desde hace más de un siglo. La disputa por ese territorio volvió a tener relevancia luego del hallazgo de un gran yacimiento de petróleo por parte de la Exxon Mobil en el mar territorial en disputa.

La ONU, garante del cumplimiento del Acuerdo de Ginebra, decidió que el mecanismo del “buen oficiante” ya no estaba haciendo efecto, por lo que pasó la jurisdicción del caso a la Corte Internacional de Justicia, instancia que Caracas asegura no tiene injerencia para dirimir sobre el conflicto por el Esequibo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *