Gobernación de Mérida declaró en alerta naranja municipios del eje Panamericano

14/11/2022 Fuente: El Diario – En los municipios Obispo Ramos y Tulio Febres Cordero varias casas quedaron dañadas por el desbordamiento de ríos. Igualmente, se reportaron tres personas desaparecidas en la población de El Pinar, en el municipio Caracciolo Parra


El gobernador del estado Mérida, Jehyson Guzmán, declaró en alerta naranja a las comunidades del eje Panamericano durante la noche del 12 de noviembre. La medida incluye a los municipios Caracciolo Parra y Olmedo, Obispo Ramos de Lora y Tulio Febres Cordero.

En su cuenta de Twitter, informó que las fuertes lluvias de los últimos días han causado estragos en todo el estado, con varios ríos y quebradas desbordados, así como viviendas afectadas. Resaltó que la situación es especialmente grave en Obispo Ramos y Tulio Febres Cordero. Allí, funcionarios de Protección Civil y la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI)  están desplegados para atender cualquier emergencia.

Guzmán ofreció un balance de los daños provocados por las lluvias. Indicó que en el municipio Obispo Ramos de Lora se desbordaron alrededor de 10 ríos. También se registraron 11 derrumbes, 89 viviendas con afecciones graves y más de 209 familias afectadas en más de 13 sectores. Agregó que el puente del río Caño Tigre se colmató, es decir, se llenó de sedimentos arrastrados por el agua, lo que afectó al sistema de tuberías y dejó sin servicio de agua potable a Caño Tigre y Caño Moro de San Rafael de Alcázar.

Mencionó el caso de la comunidad de Guachizon, donde 20 viviendas presentaron destrozos por la crecida del río del mismo nombre. Además, acotó que poblaciones en la frontera con el estado Zulia como La Providencia, La Ceibita y Los Claros están completamente inundadas. En Guayabanes, el sector Caño Arenoso presenta 45 viviendas dañadas.

Puentes caídos

Foto: Cortesía Gobernación de Mérida

Por su parte, en el municipio Tulio Febres Cordero, el gobernador señaló que hay reportes de daños en sus cuatro parroquias. En el sector Arizona, de Las Virtudes, el río Chiruri superó su cota y arrasó con un puente que apenas había sido construido meses antes, dejando nuevamente incomunicada a esta comunidad.

Otro puente afectado fue el del río Madrid, en el municipio Caracciolo Parra. Guzmán precisó que la corriente dañó los trabajos de canalización que se realizaban allí, así como gran parte de la vialidad. En este mismo municipio, indicó que 315 familias debieron ser desalojadas por el desbordamiento del río Tucancito, por lo que tampoco está operativo el terminal de autobuses de Tucaní.

Guzmán reportó además que hay tres personas desaparecidas en la población de El Pinar, así como varias viviendas anegadas por la crecida del río Chimono. Y en el municipio Arzobispo Chacón, informó que la población de Canaguá se encuentra inundada, por lo que solicitó al Ministerio de Transporte el envío de maquinaria pesada para despejar las calles.

Más municipios

Foto: Cortesía Gobernación de Mérida

En el norte de Mérida, Guzmán señaló que el municipio Alberto Adriani es también uno de los más afectados por las lluvias. Entre las poblaciones que requieren atención, contó a Los Abnegados, Las Adjuntas, Los Curos y Mucujepe. En este último sector se reventó una de las tuberías principales que surte de agua a la ciudad de El Vigía. Acotó que trabaja con el equipo de Aguas de Mérida para diseñar un plan de contingencia con camiones cisterna.

En el municipio Sucre, se registraron varios deslizamientos de rocas y tierra que mantienen incomunicados los pueblos de Chiguara, Puente Viejo y Los Araques. Una situación similar ocurre en San Cristóbal  de Torondoy, en el municipio Justo Briceño, donde quedó bloqueado el paso hacia Las Virtudes. En el municipio Aricagua, la Alcaldía avanza en el despeje de las vías con excavadoras.

Finalmente, Guzmán dio un repaso de otros municipios donde se reportaron derrumbes y daños a la vialidad que mantienen el tránsito intermitente. Principalmente al noreste, en Julio César Salas y Miranda; en el centro, en Campo Elías y Andrés Bello;  y al oeste, en Rivas Dávila. 

Leer También: Las mujeres rurales venezolanas sufren ante el abandono del Estado