Expertos de la ONU reclaman a los gigantes de las redes sociales

17/01/2023 Fuente: IPSnoticias – Las empresas líderes de las redes sociales deben abordar con urgencia los sitios y actividades que propugnan el odio e incitan a la discriminación, alertaron en una declaración conjunta 25 expertos independientes y de grupos de trabajo en el sistema de derechos humanos de las Naciones Unidas.


La declaración llamó por sus nombres “a Elon Musk (Twitter), Mark Zuckerberg (Facebook), Sundar Pichai (Google-Alphabet), Tim Cook (Apple)” y los directores de otras plataformas de redes, recordando que “la responsabilidad corporativa por la justicia racial y los derechos humanos es una responsabilidad social fundamental”.

“Hacemos un llamado a que centren los derechos humanos, la justicia racial, la rendición de cuentas, la transparencia, la responsabilidad social corporativa y la ética en su modelo comercial”, insistió el texto de los responsables de derechos humanos.

Como evidencia del fracaso corporativo para controlar el discurso de odio, los expertos señalaron que el reciente cambio de liderazgo en Twitter provocó un fuerte aumento del uso de la expresión racista “Nigger” -negro, en español-, un término peyorativo y extremadamente ofensivo para personas afrodescendientes.

“En los primeros días de la adquisición de Twitter, el Instituto de Investigación de Contagio de la Red de la Universidad de Rutgers (EE.UU.) destacó que el uso de la odiosa y racista palabra ¨N¨ en la plataforma aumentó casi 500 por ciento en un período de 12 horas en comparación con el período anterior”, señaló la declaración.

Aunque Twitter informó que eso se basó en una campaña de troleo (mensajes descalificadores de personas desconocidas), “la expresión de odio contra las personas afrodescendientes es profundamente preocupante y amerita una respuesta urgente centrada en los derechos humanos”, dijeron los expertos.

El conjunto de 25 responsables de la ONU incluye a los integrantes de los grupos de trabajo sobre personas de ascendencia africana, sobre la cuestión de los derechos humanos y empresas trasnacionales, sobre el uso de mercenarios y sobre formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia e intolerancia.

También incluyó a los relatores especiales sobre la violencia contra la mujer, y sobre los derechos humanos de varios grupos de población vulnerables, incluidos los de algunas nacionalidades, todos bajo el paraguas del Consejo de Derechos Humanos de la ONU con sede en esta ciudad suiza.

La declaración sostuvo que el discurso de odio, la apología del odio nacional, racial y religioso que incita a la discriminación y la violencia, así como el racismo en las redes sociales, no son solo una preocupación para Twitter sino también para otros gigantes como Meta, matriz de Facebook, Instagram y WhatsApp.

Si bien algunos afirman que no permiten el discurso de odio, existe una brecha entre los compromisos de la empresa con sus políticas y la aplicación en los sitios de redes sociales, de acuerdo con los expertos de la ONU.

Afirmaron que “esto es particularmente destacado en la aprobación de anuncios incendiarios, desinformación electoral en Facebook y contenido que habla de teorías de conspiración. La investigación de oenegés como Global Witness y SumOfUs reveló recientemente cómo Meta no puede bloquear ciertos anuncios.

En respuesta a muchas quejas, Meta estableció una junta de supervisión en 2020, pero su efectividad solo se puede ver a largo plazo y “requerirá un compromiso continuo en los niveles más altos de las redes sociales para revisar y modificar sus mecanismos de abordar la incitación al odio racial en línea”.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk, escribió recientemente una carta abierta al director ejecutivo de Twitter, Elon Musk, en la que enfatizó que “la libertad de expresión no es un pase gratuito para difundir desinformación dañina que resulte en daños en el mundo real”.

Para Türk “la ley de derechos humanos es clara: la libertad de expresión se limita al odio que incita a la discriminación, la hostilidad o la violencia”.

“Vemos con demasiada frecuencia que la propagación del odio y el discurso de odio contra los afrodescendientes y otros grupos no solo socava sus derechos sino que crea grandes fisuras en las sociedades”, abundó el responsable de derechos humanos de la ONU. 

El camino para implementar sus propuestas, según los expertos de la ONU, está ofrecido en la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial y en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

También en los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos.

A-E/HM

Leer tambien: Retos y obstáculos de la comunidad afrodescendientes