Embarazo en edad temprana se duplicó en La Guaira con respecto a cifras de 2021

Crónica.Uno

De acuerdo con las consultas prenatales del hospital materno infantil de Macuto (único en su especie en el Litoral Central), en el primer cuatrimestre de 2022 se registró el doble de casos (242) de embarazos precoz en relación con el mismo periodo del año anterior.


(31-05-2022). La Guaira. Los embarazos precoz en el Litoral Central han aumentado en 100% durante el primer cuatrimestre de 2022, en relación con el mismo período de 2021.

Las estadísticas provienen de los registros de las consultas prenatales en el hospital materno infantil Ana Teresa de Jesús Ponce, ubicado en Macuto, en el que los primeros cuatro meses de 2021 hubo 121 embarazos de adolescentes y un año después, la cantidad se duplicó a 242. 

En enero de 2022, se atendieron 44 casos, en febrero 36, en marzo 68 y en abril se alcanzó el tope de 94.

“Todas son adolescentes entre 12 y 17 años de edad”, confirmó Luisana Pérez, enfermera del referido hospital, único en su especie en toda la región y cuya infraestructura se recuperó en 2004 de los destrozos causados por la tragedia de 1999.

En febrero del año pasado, hubo 10 adolescentes atendidas; 35 en marzo y 76 en abril. En enero, no se reportaron consultas.

Pobreza determinante 

En un recorrido por el citado nosocomio, se observó a varias jóvenes en estado de gravidez, acompañadas, generalmente, de sus madres. La mayoría son de familias de escasos recursos económicos de la entidad federal.

Una de ellas, que accedió a conversar con Crónica.Uno bajo condición de reservar su identidad, dijo que a los 14 años de edad conoció al padre de su hijo en las afueras del liceo José María Vargas, en Maiquetía.

“Quería irme de la casa por tantos regaños y permisos negados para ir a fiestas y pensé que debía estar con él. Ya aprendí la lección y estoy con mi mamá, que me apoya en cuidar a mi bebé”, comentó en las sillas de espera de la consulta matutina.

Edixandra Robinson, pediatra del hospital Periférico de Pariata, en Maiquetía, señaló que «es un mito que los embarazos precoces en Vargas solo ocurren en los pueblos alejados, como Carayaca, La Sabana, Caruao y Chuspa. Ha crecido el número de adolescentes preñadas de zonas más urbanas, como Catia La Mar, La Guaira, Maiquetía, Caraballeda y Naiguatá».

De acuerdo con las referidas estadísticas, en el año 2021 se totalizaron 1018 consultas prenatales de adolescentes. De estas, 728 estuvieron para todos sus chequeos mensuales, lo que representa 71,5%. Mientras tanto, las otras 290 (28,5%) asistieron de manera irregular a su revisión en este centro de salud.

«Muchas veces, no tienen para el pasaje y no se alimentan bien, porque son de extracto humilde. Tampoco están en trabajos formales, pues a esa edad, por lo general, se está en el liceo», agregó Robinson.

Un reciente diagnóstico del Instituto Nacional Consejo de Derechos del Niño, Niña y Adolescente (Idenna) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), reveló que 53,8% de la población se inicia sexualmente antes de cumplir los 18 años de edad y que 38,2% de los encuestados aseguró que no hablaba de sexualidad en su hogar.

Según el estudio, 1% de los embarazos de las adolescentes ocurre entre los 10 y 13 años de edad; 4,7% a los 14 años; 9,1% a los 15 años y 21,4% a los 17 años de edad.

Tras el convenio firmado hace una década entre el Idenna y el BID, los distintos informes técnicos mantienen como otras causas del embarazo precoz a la desinformación del tema y la deserción escolar.

En medio del aumento en las cifras locales, funcionarios del Ministerio de Salud, en alianza con la Asociación Civil Plafam, adelantan la colocación de implantes subdérmicos en ambulatorios y centros de diagnóstico integral (CDI) de la región.

Al respecto, este último fin de semana en Maiquetía se captaron a 130 mujeres en edad fértil y mayores de 15 años, quienes manifestaron su voluntad de no experimentar embarazos no deseados.

“Previo a cada jornada, a todas las mujeres se les realiza su chequeo médico correspondiente, además de la prueba de embarazo dentro del mismo CDI, para comprobar que no se encuentren en proceso de gestación”, informó la Autoridad Única de Salud de La Guaira, Nalare Bermúdez.

Esta dependencia, que está integrada por el aludido ministerio y la gobernación de La Guaira, también ejecuta un plan de salud reproductiva en las 11 parroquias de la entidad federal, mediante charlas que advierten los riesgos de la promiscuidad y las consecuencias de las enfermedades de transmisión sexual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *