Desde 2017 más de 8000 personas en Trincheras esperan la reapertura del CDI

Crónica.Uno

Desde 2017 los habitantes del sector La Unión de Trincheras se quedaron sin su Centro de Diagnóstico Integral. Muchas personas han muerto y muchas otras tienen que recorrer kilómetros para encontrar el centro de salud más cercano. Sin embargo, siguen a la espera de una solución


(05-06-2022). Alguna vez en Las Trincheras tuvieron un Centro de Diagnóstico Integral (CDI) a su disposición, pero eso ya es tiempo pasado. Desde el año 2017 que el edificio se encuentra cerrado y con candado puesto en su entrada. Héctor Puerta lo recuerda bien. Vive en el sector La Unión. No muy lejos del CDI.

«Esto alguna vez beneficio a más de 8000 habitantes y también contábamos con un ambulatorio rural tipo 2. Sin embargo, hubo unos problemas y la mejor decisión que encontraron fue cerrarlo».

Foto: Armando Díaz.

Una vez cerrado el CDI todo el personal que ahí operaba fue migrado a diversos centros de salud, como el Hospital Universitario doctor Ángel Larralde, en el municipio Naguanagua y el Hospital doctor Adolfo Prince Lara, en el municipio Puerto Cabello.

Más kilómetros, menos salud

No tener un centro de salud óptimo deja a los habitantes de Trincheras y a las diversas comunidades que la integran desprotegidas. Torres explica que se han presentado casos de mujeres que han tenido que parir en el camino porque no alcanzan a llegar al hospital mas cercano.

Si es el HUAL la persona debe desplazarse 14 kilómetros, por el contrario, si se trata del HAPL, la distancia que separa ambos puntos es de 31 kilómetros.

«Tenemos personas que se han enfermado y no han logrado asistencia». Lo único que funciona en el CDI de acuerdo con Puerta es la sala de rehabilitación, pero detalla que es mayor el tiempo que pasa sin insumos. «Cada vez que va un vecino se les da un papel que dice que no tienen insumos».

Puerta tildó de engorroso todo el proceso que debe hacer para trasladarse hasta estos hospitales. No solo por las distancias, sino por la inexistencia de un transporte público fluido en Trincheras. La escasez de gasolina también tiene un rol protagónico en este problema.

«El llamado que le hacemos a las autoridades es que vengan a ver las instalaciones. Qué vean que este lugar puede ser recuperado».

Hay solución

De acuerdo con Puerta, en el año 2020 un grupo de bomberos realizó un estudio en la zona. Los resultados arrojaron que el sitio podía ser rehabilitado, pero aún no hay respuesta.

Durante el tiempo que el centro funcionó ofrecía servicios como: hospitalización, Odontología y Ginecología. «Cuando funcionaba nunca tuvimos quejas graves, cuando mucho, escasez de insumo».

La falla que afectó al CDI, también afectó a Trincheras. De acuerdo con geólogos el problema fue un movimiento de rotación de masa. El cual para el momento se esperaba que la estructura colapsara.

«Los estudios luego indicaron que ese colapso no tendría lugar y que con un buen proyecto y una buena inversión se podían rescatar las estructuras».

Muchas son las veces que Puerta se benefició del CDI, especialmente del servicio de Odontología.

Hasta la fecha un sin fin de autoridades han visitado el CDI. Todos con el mismo resultado. «No dan soluciones».

Por su parte, Puerta ha llevado a Insalud y otras instituciones los informes. «Es más, el mismo gobernador Rafael Lacava cuando estaba en campaña en 2017 estuvo por aquí y la respuesta de él es que había que cerrarlo».

Foto: Armando Díaz.

Las veces que ha sufrido algún tipo de dolencia la primera opción de Héctor Puerta es el Ángel Larralde no obstante, para su desgracia, y la de muchos ahí tampoco hay insumos. «No es un secreto lo que ahí ocurre».

Sin precisar, Puerta explica que algunas personas de la comunidad han muerto por la falta de CDI. Hasta ahora el centro se encuentra bajo vigilancia permanente.

Al pasar frente al CDI lo primero que llama la atención es una enorme grieta que divide el nombre Trincheras. Puerta explica que esa gran grieta no se produjo por el movimiento de masa, sino más bien por la mala calidad de la construcción del CDI. Las grietas también están en una pared del edificio en una señal inequívoca del abandono que sufre el sector salud en Trincheras.

Foto: Armando Díaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *