Crisis política no solo empujó a migrantes fuera del país sino que los dejó sin apoyo

17/10/2022 Fuente: Crónica.Uno – Estados Unidos aprobó una medida migratoria que ordena la expulsión de los venezolanos que ingresen ilegalmente a ese país, una realidad que a ojos de expertos encuentra su génesis y su agravante en la crisis política venezolana.


El miércoles 12 de octubre Estados Unidos anunció la puesta en marcha de un nuevo protocolo para tratar con los migrantes venezolanos que ingresaran “ilegalmente” al país a través de su frontera con México, en lugar de procesarlos como inmigrantes ilegales comunes, ahora estos serían expulsados lo más pronto posible de vuelta a territorio mexicano.

Esta decisión por parte de EE. UU. tiene muchas causas, sin embargo, para analistas son dos las principales: el propio volumen de migrantes y las próximas elecciones de Medio Término en la nación norteamericana.

Para el politólogo Piero Trepiccione, la medida (aplicada bajo la regulación llamada Título 42) se hizo independiente de la relación que pueda existir entre los dos países y fue un paso que el gobierno de Joe Biden tomó pensando en la integridad territorial de su nación.

«Es importante ver la medida como una que se toma para proteger el territorio y el margen de gobernabilidad, esto es independiente de las regiones y los efectos diplomáticos que se pueda tener con el mundo”, explicó.

Trepiccione añadió que la medida migratoria busca “tratar de lidiar con el movimiento masivo de migrantes venezolanos en EE. UU. el cual está teniendo repercusiones en ese país similares a las que ya han vivido en Colombia, Chile o Ecuador”.

Es una medida puntual tomada en los intereses de su territorio e independientemente del impacto que pueda tener fuera, es un tema de seguridad nacional”, sumó.

Para el politólogo, es posible que la decisión de EE. UU. de expulsar a los migrantes venezolanos de su territorio pueda ser usada por el gobierno de Nicolás Maduro como arma política, pero comentó que así como Maduro puede usar el caso para atacar a Biden, este último puede responder criticando las causas de la migración venezolana.

“El gobierno de Maduro pudiera acusar a EE. UU. de ser cruel porque le cierra las puertas a los venezolanos, pero si hace esto, entonces Biden responderá diciendo que los migrantes están ahí porque en Venezuela no tienen las condiciones necesarias para vivir. Lamentablemente, estos temas terminan siendo politizados y los que sufren son los miles de venezolanos deambulando que buscan un mejor futuro”, puntualizó.

Una crisis política que los expulsó de su país y que evita que se les atienda estando fuera

Para el internacionalista Juan Francisco Contreras, es “definitivo” el afirmar que la crisis política que ocasionó la migración de millones de venezolanos es la misma que hace que una vez fuera del país estos no tengan ningún tipo de apoyo institucional.

«La crisis política es la responsable de todo, es la que genera la necesidad de irse y de arriesgar la vida en busca de un futuro mejor, pero también es la que hace que en muchos países como EE. UU. no existan consulados para atender a los venezolanos, algo que agrava las vicisitudes que sufren quienes dejan el país”, afirmó.

El también presidente del Colegio de Internacionalistas de Venezuela dijo que esta falta de apoyo institucional fuera del país genera una importante incertidumbre en los venezolanos que salieron con el objetivo de llegar a EE. UU., tanto los que ya llegaron y están en situación irregular, como los que están en pleno tránsito a través de las naciones centroamericanas.

Es una situación complicada, los organismos internacionales deben tratar de actuar para que la realidad de los venezolanos no se complique más, deben buscar una salida, crear un aliviadero para los que están en los países de Centroamérica”, comentó.

Para Contreras, la situación es particularmente difícil, sobre todo por el panorama político estadounidense en el que Joe Biden seguramente va a tener que negociar con un congreso de mayoría republicana, algo que afectará a los venezolanos, aunque él añadió que no sabe si será “para bien o para mal”.

En la actualidad, ni el gobierno de Nicolás Maduro ni el gobierno encargado que tiene al frente a Juan Guaidó han dado a conocer si cuentan con un plan para atender a los venezolanos que se encuentran en México o en tránsito hacia ese país.

Leer también: Drogas, mafias, guerrilleros y deforestación: la selva del Darién