ACNUR: Cifras de desplazamiento aumentaron en la primera mitad de 2021 por conflictos, violencia y cambio climático

Personas que han huido de la erupción del monte Nyiragongo, un volcán en la República Democrática del Congo, buscan cobijo en el pueblo de Sake en mayo de 2021. ACNUR comenzó a brindarles asistencia de manera inmediata.  Foto: ACNUR/Guerchom Ndebo

ACNUR

(15-11-2021) El desplazamiento forzado se mantuvo al alza en 2021. De acuerdo con el informe semestral de tendencias que la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) publicó el día de hoy, el número de personas a nivel mundial que huyen de la violencia, la inseguridad y los efectos del cambio climático supera los 84 millones.

El informe, que abarca el periodo de enero a junio de 2021, muestra un aumento en la cifra a finales de 2020 (82,4 millones). El incremento se debe, en gran medida, al desplazamiento interno, dado que cada vez son más las personas que huyen de múltiples conflictos activos en el mundo, sobre todo en África. En el informe también se indica que las restricciones fronterizas derivadas de la COVID-19 continúan limitando el acceso de personas solicitantes de asilo en distintos puntos.

“La comunidad internacional no ha logrado prevenir la violencia, las persecuciones ni las violaciones a los derechos humanos, que aún obligan a las personas a abandonar sus hogares”, señaló Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados. “Además, los efectos del cambio climático están agravando las vulnerabilidades existentes en muchas áreas que han dado acogida a personas desplazadas por la fuerza”.

En vista de que los conflictos y la violencia se exacerbaron alrededor del mundo en la primera mitad de 2021, casi 51 millones de personas han sido desplazadas dentro de sus propios países. Gran parte del desplazamiento interno reciente se dio en África: 1,3 millones de personas desplazadas en República Democrática del Congo y 1,2 millones en Etiopía. Del mismo modo, la violencia en Myanmar y Afganistán obligó a que muchas personas abandonaran sus hogares entre enero y junio de 2021.

El número de personas refugiadas también se mantuvo al alza durante la primera mitad de 2021; de hecho, la cifra llegó casi a 21 millones. La mayor parte de estas personas proviene de cinco países: República Centroafricana (71.800), Sudán del Sur (61.700), Siria (38.800), Afganistán (25.200) y Nigeria (20.300).

La mortífera combinación entre conflicto, pandemia, pobreza, inseguridad alimentaria y emergencia climática ha agravado la situación en la que se encuentran las personas desplazadas, la mayoría de las cuales han sido acogidas por regiones en vías de desarrollo.

Aún escasean las soluciones para las poblaciones desplazadas por la fuerza. De hecho, poco menos de un millón de personas desplazadas internas y 126.700 personas refugiadas lograron volver a casa en la primera mitad de 2021.

“La comunidad internacional debe redoblar los esfuerzos de construcción de paz; al mismo tiempo, debe garantizar que existan recursos suficientes para las comunidades desplazadas y de acogida. Los países y las comunidades con menos recursos llevan a cuestas la carga más pesada en la protección y el cuidado de las personas desplazadas por la fuerza; por tanto, requieren más apoyo del resto de la comunidad internacional”, añadió Grandi.

Año con año, en el mes de junio, ACNUR publica datos sobre desplazamiento forzado en el informe de Tendencias Globales. El informe semestral de tendencias se publicó el día el pasado 11 de noviembre y se encuentra disponible en inglés aquí: https://www.unhcr.org/mid-year-trends

Las estadísticas sobre desplazamiento a nivel mundial pueden consultarse en https://www.unhcr.org/refugee-statistics/.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *