Vulnerabilidades normalizadas: Pueblos indígenas en Venezuela continúan invisibles

Son muchas las personas de los pueblos indígenas que sufren las consecuencias de la emergencia humanitaria compleja profundizada por la COVID19, pero que, además continúan siendo invisibles

Gabriela Buada Blondell / Caleidoscopio Humano


Caleidoscopio Humano, organización que visibiliza las violaciones de derechos humanos de las personas que viven con mayor riesgo de vulnerabilidad, realizó un conversatorio con expertos en el tema indígena para indagar la opacidad informativa al respecto y recordar en el “Día mundial de la diversidad cultural para el diálogo y el desarrollo”, que estas poblaciones continúan en el olvido.

El desplazamiento forzado tanto interno como externo, la violencia de género, tráfico y trata de personas, presencia de grupos armados, la afectación de las condiciones de vida , la situación de discriminación y ausencia de acceso a los servicios básicos y la cobertura periodística y visibilidad fueron los temas de centro que se seleccionaron para el espacio dedicado además para la búsqueda de soluciones en cuanto a las estrategias comunicacionales que pueden fortalecer la denuncia y la exigibilidad. El evento contó con el apoyo de la Red de Derechos Humanos de Niñas, Niños y Adolescentes (REDHNNA), quienes se mantienen sensibilizados y movilizados en lo que sucede en esas localidades. Sin embargo una hora resultó insuficiente para entender las desigualdades y desatención a la que están expuestas estas comunidades en Venezuela.

La defensora de derechos humanos, Lexys Rendón, fundadora y Coordinadora Laboratorio de Paz e investigadora de Provea junto a Leonel López, Comunicador Social, maestrante en Desarrollo Social, fundador de Ecos de La Guajira y Lenin Danieri, periodista, corresponsal en el occidente de Venezuela presentaron un panorama totalmente distante a lo que se conoce en la ciudad capital y también en lo que solo se tiene acceso, a través de medios de comunicación internacionales.

“No existe una memoria y cuenta como con otros derechos fundamentales. No tenemos mucha información para trabajar por parte del Estado sobre comunidades indígenas a pesar de todos los riesgos que están viviendo, como la falta de territorios que no están siendo delimitados y esto afecta su forma de vida y cultura”, señaló Rendón en el resumen que inició la conversación.

La defensora detalló que las comunidades y pueblos indígenas tienen grandes problemas de salud y alimentación, sobre todo las más remotas que dependen de la asistencia del Estado o que deben caminar kilómetros para encontrar lo que buscan y satisfacer sus necesidades más básicas.

Son muchos los comunicadores sociales que se les dificulta cumplir con su trabajo en zonas como la Guajira o similares por los problemas de internet y de luz. “En los medios internacionales hay mayor información de los pueblos indígenas que en la mayoría de los medios nacionales”, señaló Leonel López.  

Sin duda todas estas dificultades de hacer pública la información, tienen que ver con la ausencia de servicios ya que, en la mayoría de estos estados la falta de energía eléctrica, internet y señal telefónica hace que sea imposible mostrar la realidad.

En cuanto a la situación de la COVID19 que se vive en estas zonas, Lenin Danieri comentó que en los hospitales la mayoría de los enfermeros que se han contagiado deben solucionar por sí mismos, y si se enferman y todo el tratamiento que esto conlleva es un drama. “Yo no culpo a un médico o a un enfermero que se niega a atender a alguien por no tener los equipos, porque, ellos están poniendo demasiado de sí mismos y por eso es que la cifras de fallecidos de personal de la salud es la más alta”.

Jesús Rodríguez, coordinador humanitario de Acción Solidaria también señaló que desde la organización se está trabajando de manera articulada con organizaciones con temas indígenas que están en las regiones para apoyar con medicamentos, insumos médicos y atención de salud.

Los niños, niñas y adolescentes, personas mayores, con condiciones crónicas de salud viven en un escenario de creciente hostilidad y esto no es de ahora, hemos visto protestas e indignación. Sin embargo, la normalización de estas realidades que disminuyen la vida digna y el bienestar de los pueblos originarios son una constante que deja como consecuencia la desolación. Desde Caleidoscopio Humano nos sentimos comprometidos en visibilizar estas situaciones y hacer lo posible por replicar sus voces y sus relatos hasta que se logre girar la mirada nuevamente a la necesidad de preservar la cultura, historia y su dignidad.

Conversatorio 31 de mayo. Impacto de la Emergencia Humanitaria Compleja y la Covid19 en las comunidades indígenas venezolanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *