Robo en hospital Acosta Ortiz de San Fernando de Apure afecta a unidades de cuidados intensivos y diálisis

Fuente: Crónica.Uno

Violentaron el cuarto de máquinas del hospital Pablo Acosta Ortiz y robaron las baterías de la planta eléctrica que enciende los aires acondicionados de la unidad de cuidados intensivos y dos motobombas, una de las cuales surte de agua a la unidad de diálisis.


(03-01-2022). San Fernando. La sala de máquinas del hospital Pablo Acosta Ortiz de San Fernando (HPAO), la capital del estado Apure, fue violentada y fueron sustraídas de su interior dos baterías de aires acondicionados y dos motobombas.

El robo ocurrido en la madrugada del domingo 2 de enero y del hecho se informó al gobernador Eduardo Piñate, en la tarde. Este robo afecta las unidades de cuidados intensivos y diálisis del centro de salud más importante y único centinela del estado en la lucha contra la COVID-19.

Piñate, informó a través de su cuenta en la red social Facebook, que: “En horas de la madrugada la sala de máquinas del hospital Pablo Acosta Ortiz, fue víctima de un acto terrorista por parte de delincuentes que entraron de manera violenta sustrayendo equipos indispensables y necesarios para la salud del pueblo apureño”.

Informó, además, que la presidenta del Instituto de Salud del Estado (Insalud), Darling Marín, constató el robo de dos baterías de 75 KVA, cada una, las cuales alimentaban a la planta eléctrica que enciende los aires acondicionados del quinto piso, donde funciona la unidad de cuidados intensivos.

Asimismo, de dos motobombas de 3 HP, cada una fueron robadas. Una de ellas, para surtir de agua a la unidad de diálisis y la otra, para descargar el gasoil que se utiliza en las maquinarias del centro de salud.

Marín aseguró que: “El gobernador nos ha instruido reponer lo que ha sido robado de nuestro centro de salud”.

Hasta el momento no hay reporte sobre la detención de los responsables. Al respecto Piñate aseguró que, “vamos a investigar a profundidad este hecho delictivo caiga quien caiga”.

El robo ha generado malestar en la población capitalina, la cual ha cuestionado en redes sociales, las fallas del módulo policial ubicado dentro del HPAO y del operativo: Navidades Seguras, cuyo dispositivo está ubicado a menos de 100 metros del centro de salud.

Durante la temporada de fiestas, funcionarios policiales y de la Guardia Nacional Bolivariana de este operativo, por razones de seguridad, han trancado y desviado los accesos hacia el centro de la ciudad capital apureña, lo que ha ocasionado molestias por el colapso vehicular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *