República Dominicana desmantela red de explotación de migrantes venezolanas

80 mujeres con edades comprendidas entre los 19 y 23 años, fueron rescatadas de una red de explotación sexual que operaba bajo los mandatos de colombianos, dominicanos y venezolanos

El Pitazo

(07-08-2022) Las autoridades de República Dominicana aseguraron este jueves 4 de agosto que desmantelaron una red dedicada a la explotación sexual de jóvenes mujeres venezolanas y colombianas.

La Dirección General de Persecución del Ministerio Público y la Procuraduría Especializada contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas (Pett) dijo en un comunicado que, tras una investigación de nueve meses, rescató a más de 80 mujeres que eran presuntamente explotadas sexualmente con fines comerciales en el Distrito Nacional y la zona de Bávaro, en el enclave turístico de Punta Cana (este), el principal del país.

El organismo adelantó que presentará cargos criminales contra 10 imputados venezolanoscolombianos y dominicanos, y que la operación contó con el respaldo de varias agencias nacionales, así como del Gobierno de los Estados Unidos.

De acuerdo con los resultados de la operación Cattleya, de las familias de las orquídeas y flor nacional de Colombia, las mujeres de entre 19 y 23 años, eran traídas al país con la promesa de un «trabajo bien remunerado», para luego ser encerradas en un hotel de la capital dominicana y en un residencial de Bávaro.

En la zona de Bávaro ofertaban los servicios sexuales de las víctimas a un costo de 100 a 150 dólares por una hora y hasta 400 dólares por noche.

Una vez traídas al país, las víctimas eran obligadas a admitir que tenían una deuda contraída de entre 3.000 dólares y 4.000 dólares con las redes que las movilizaban, les obligaban a consumir sustancias controladas, las sometían a tratos vejatorios e infrahumanos y no les permitían ninguna libertad propia de cualquier ser humano, lo que llevó a varias de ellas a escaparse, afirmó el Ministerio Público.

Las autoridades aseguraron que en la operación participaron 25 fiscales, más de 200 agentes de la Policía Nacional y más de 50 técnicos de investigación y especialistas en atención a víctimas. Durante los operativos, los equipos ocuparon sustancias controladas, como marihuana y drogas sintéticas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *