Palometa Peluda reaparece para amenazar la salud de los habitantes de la Península de Paria 

19/11/2022 Fuente: Crónica.Uno – Habitantes de diversos municipios del estado Sucre han asumido una especie de “toque de queda”, tras la reaparición de la “Hylesia Metabus”. Dirigentes indicaron que el Gobierno no ha sido eficaz en la fumigación del insecto y alertaron sobre una presunta malversación de fondos para ejecutar planes de fumigación. 


Cumaná. Cuando el reloj marca las 6:00 p.m, los habitantes del municipio Cajigal en el estado Sucre, han asumido desde hace más de 60 días una especie de toque de queda, pues no pueden salir de sus casas y el alumbrado público debe permanecer apagado, para controlar la acción de la “palometa peluda”, una especie de mariposa que busca la luz para liberar unas espículas que producen urticaria, entre otras afecciones.

Desde abril pasado, habitantes de la Península de Paria alertaron sobre la reaparición de la “palometa peluda”, especie conocida científicamente como “Hylesia Metabus”, un lepidóptero que representa una amenaza para la salud de la población por las sustancias que liberan las hembras.

Jhonny Ferreira, concejal de la localidad, indicó que sólo en el municipio Cajigal más de 30.000 mil habitantes están afectados por la aparición de la “palometa peluda”. El dirigente también alertó sobre la presunta malversación de fondos aprobados por el Gobierno nacional para el control de las palometas. 

«Los gobernantes han convertido la palometa peluda en un negocio no solo en el municipio Cajigal sino en varios municipio aledaños”, enfatizó.

La problemática que azota a la Península de Paria, conformada por los municipios Valdez, Mariño y Arismendi, se ha extendido a Libertador, Benítez e incluso a las jurisdicciones de Bermúdez y Bolívar y poblaciones como Caripito en el estado Monagas e inclusive al estado Delta Amacuro.

Ferreira aseguró que los recursos económicos aprobados para el control de la mariposa, fueron transferidos del Ministerio del Poder Popular para la Salud, al Ministerio de Ciencia y Tecnología.

“No queremos que instalen más laboratorios, ni mucho menos que realicen investigaciones, nosotros como habitantes sufrimos la problemática y necesitamos que resuelvan de una vez por todas” aseveró. 

Descontrol 

El dirigente precisó que desde hace muchos años han convivido con la palometa peluda en el municipio, “pero hace 20 años era controlada y ahora, desconocemos los intereses que mueven a los gobernantes”

El Concejal exigió a las autoridades el respeto a los derechos a la salud y la vida contemplados en los Artículos 83 y 84 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. 

Miguel Vásquez, legislador del estado Sucre, también alertó sobre el aprovechamiento de “algunos avispados cercanos al poder” y a través de su cuenta en la red social Twitter sostuvo que hace dos años se fumigó a destiempo contra la Hylesia Metabus, con un químico vencido.

“Pretenden repetir la historia para ganarse otros cientos de miles de dólares” apuntó.

El dirigente recomendó a los gobernantes, escuchar a los profesionales conocedores del ciclo de vida de la vida. 

Al respecto el biólogo Fernando Blanco explicó que el Instituto de Biomedicina y Ciencias Aplicadas Ibcaudo, encabezó las investigaciones y publicaciones sobre el control de la mariposa. Sin embargo, la institución fue desvalijada y destruida, al igual que el resto de la universidad.

“Es preocupante porque las palometas se reproducen en zonas de manglares y no ha habido más control, como los que se hacían hace algunas décadas cuando se instalaban unas lámparas con trampas para capturarlas o se realizaban faenas de fumigación, además de controles biológicos con otros organismos que se alimentan de ellas y pueden ayudar a frenar su incidencia”, dijo Blanco.

En Irapa, capital del municipio Mariño, vecinos como María Bruzual aseguran que fueron las lluvias y no la acción oportuna de las políticas públicas del Gobierno, las que han frenado la propagación de la palometa peluda.

«En Irapa no han salido tantas palometas, debe ser por las lluvias, aunque se ha visto más para los lados de la playa, pero el centro no se ve el brote como antes. Quiera Dios que el agua las controle y las aplaque”, indicó la vecina.

Ciclo de vida 

Las palometas peludas tienen un ciclo de vida que va de cuatro a siete días como adultos, que ponen los huevos en los que la especie se mantiene por 26 días hasta pasar por siete estadios larvales de 57 a 59 días, para convertirse en pupa por 19 a 21 días y finalmente formarse como especie adulta.

En el estado Sucre se requieren más de 14 fumigaciones al año e incluso, al menos tres de estas prácticas deberían ser aéreas, para controlar la propagación de la especie.

En marzo de 2021, el Ministerio para la Ciencia y Tecnología confirmó la aspersión de 11.000 mil hectáreas de mangle en el Golfo de Paria y, sus ramificaciones, aunque en su publicación reconocía que la infestación de más de 30.000 mil hectáreas de bosques y manglares.

Desde el ente oficial, se informaba que los investigadores utilizaban un biocontrolador a base de un hongo entomopatógeno “Beauveria bassiana”, autóctono de Paria, aislado en larvas de “Hylesia”, reproducido y masificado por investigadores de la Universidad Central de Venezuela (UCV), pero el control nunca se dio.

Leer también: Hepatitis: una enfermedad con elevada carga de mortalidad de la que no se tienen cifras oficiales en Venezuela