La trata de personas, un delito poco visible

Nataly Carvajal/Caleidoscopio Humano

(30-07-2022) La trata de personas es un delito presente en todas las regiones del mundo, sin importar raza, sexo y creencias. Existen grupos altamente vulnerables: mujeres y niñas.

La ley contra la trata de personas fue elaborada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), con el objetivo de que los Estados miembros, pudiesen adherirse y luchar contra la delincuencia organizada trasnacional, y así, prevenir, reprimir y sancionar este delito, mediante la incorporación en sus leyes nacionales

“Por trata de personas se entenderá la captación, transporte, traslado, la acogida o recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza, u otras formas de coacción, al rapto al fraude al engaño, al abuso de poder o a una situación de vulnerabilidad o la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación”. (Naciones Unidas).

Este delito priva de su dignidad a millones de personas en el mundo. Si bien la forma más conocida de trata es la explotación sexual, también hay personas víctimas de trabajo forzoso, servidumbre doméstica, mendicidad infantil y también extracción de órganos, es decir, que son varias las modalidades de esclavitud moderna, donde se vulneran los derechos de las personas que son sometidas a este flagelo.

Ningún país  escapa de este delito, ya sea como punto de origen, tránsito o destino, la trata de personas es uno de los negocios ilícitos más lucrativos de Europa, ya que los grupos criminales obtienen hasta 3 mil millones de dólares al año. (UNODC).

La tecnología y la trata de personas

La tecnología  puede prevenir pero también permitir la trata de personas, pues el uso global de esta herramienta, sobre todo durante el período de pandemia por COVID-19, llevó a que los tratantes de personas migraran al internet y otras plataformas digitales, como medio para engañar y reclutar a sus víctimas.

Por otro lado, la tecnología también puede ser útil para luchar contra este delito, todo esto si los actores implicados hacen buen uso de estos mecanismos, uno de ellos puede ser las actividades que lleven a la prevención y sensibilización, para usar de forma segura el internet y las redes sociales, y así mitigar el riesgo de que las personas sean víctimas de trata en línea.

¿Cómo podemos evitar ser víctimas de este delito?

Los países que se encuentran en crisis humanitaria de diversos tipos se convierten en el lugar ideal  para que estas organizaciones delictivas operen, pues el declive institucional, y la ausencia de datos oficiales que permitan abordar este tema, dan pie a que el flagelo se arraigue y profundice.

Son varios los modus operandi que estas redes utilizan, sobre todo, las malas condiciones socioeconómicas por los que atraviesan las personas, en especial aquellas en condiciones de bastante vulnerabilidad y precariedad, dando paso a la captación, reclutamiento y explotación  de las víctimas.

Bajo los contextos migratorios las posibilidades de ser víctima de redes de trata de personas son cada vez más elevadas, es por ello que se hace necesario estar alerta ante varias señales que pueden dar indicio de que algo no se encuentra bien. Estas  pueden ser ofertas de trabajo o matrimonio muy llamativas, sobre todo si se ofrecen  tramitar tu documentación como pasaportes falsos con nombre de otras personas.

Otra de las señales a las que se debe estar alerta, es que te digan que no debes comentar con nadie sobre el viaje que te están proponiendo, las personas encargadas de reclutar a otras, siempre se muestran ser agradables y amables, para lograr ganarse la confianza de sus víctimas.

Muchas de estas redes hacen que sus víctimas adquieran una deuda económica con la promesa de pago por su trabajo en el extranjero, esta es una de las formas más usadas para someterlas a trabajos de esclavitud y explotación de toda índole.

¿Por qué hablar sobre la trata de personas?

En el 2020, la Oficina de Las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC), estimó que durante los últimos 15 años, entre las victimas detectadas, más del 30% corresponden a menores de edad y en el caso de las niñas tratadas con fines de explotación sexual, aumentó de un 10% a un 19%.

Visibilizar todos aquellos factores de riesgo, además de brindar herramientas útiles a funcionarios, para que estén en la capacidad de dar respuestas frente a esta problemática y de esta manera prevenir y mitigar este delito, es una de las principales deudas de la mayoría de Estados.

La educación y formación en este tema es de suma necesidad, llegar a lugares donde el manejo de la información es deficiente y, por ende, estos grupos pueden operar con total libertad e impunidad.

Las personas de sectores más vulnerables deben saber las modalidades de estas organizaciones, y así, si se está frente a una situación de trata, evitar caer en manos de estas redes criminales.

Exigir a los Estados que legislen en esta materia, que genere políticas públicas para erradicar este delito y acompañe de forma integral a las víctimas y sobrevivientes para garantizar justicia.

La Oficina Contra la Droga y el Delito de la Organización de Las Naciones Unidas (UNODC), estima que por una víctima identificada de trata, 20 permanecen ocultas.

En la Emergencia Humanitaria Compleja que vive en Venezuela, este delito ha ido en aumento. Aunque, en el país no hay cifras oficiales que dimensionen la magnitud de la situación, organizaciones de la sociedad civil han documentado cientos de casos.

En el informe Libres y Seguras de la organización Mulier, basado en el monitoreo de medios de comunicación y actuaciones del Estado en materia de este delito reveló que, durante el 2020, 517 venezolanas fueron rescatas de redes de trata. En su mayoría en países de América Latina y el Caribe.

Durante el 2022 se han realizado varias capturas en el país. En el mes de mayo se desmantelo una red de trata y prostitución que operaba en Maracaibo, en el popular mercado de Las Pulgas. Otras de las capturas se llevaron a cabo en Margarita y en Bolívar. En esta última, las víctimas de la red de trata dedicada a la explotación sexual infantil recibían alimentos o 20 $ a cambio de servicios sexuales.

En lo que va del año, por lo menos 8 bandas y 56 personas dedicadas a la trata de personas en Venezuela han sido detenidas.

Se requiere de un mayor esfuerzo por parte de las autoridades para realizar investigaciones exhaustivas para erradicar este delito.

Fuentes:

Guía sobre la trata de mujeres, recomendaciones para víctimas de trata de personas.

La Trata y el Tráfico con fines de explotación sexual de Mujeres y Niñas Venezolanas, Contextos de Movilidad, en Tiempos de COVID-19. CEDESEX.

Oficina de Las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC).

Informe Libres y Seguras de Mullier Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *