La desaceleración económica amenaza a países del Sur en 2023

18/01/2023 Fuente: IPSnoticias – El crecimiento mundial se desacelera debido a la elevada inflación, el aumento de las tasas de interés, la reducción de las inversiones y el impacto de la invasión de Rusia a Ucrania, todo lo cual amenaza en particular a las economías en desarrollo, advirtió este martes 10 el Banco Mundial.


David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial, dijo que “la crisis se está intensificando a medida que las perspectivas de crecimiento mundial se deterioran, y los países emergentes y en desarrollo se enfrentan a un período de varios años de crecimiento lento, por una pesada carga de la deuda y escasas inversiones”.

Dada la frágil situación económica, cualquier nuevo acontecimiento adverso -como una inflación más alta que la prevista, aumentos abruptos de las tasas de interés para contenerla, el resurgimiento de la pandemia de covid-19 o la intensificación de las tensiones geopolíticas- podrían empujar a la economía mundial a la recesión. 

Sería la primera vez en más de 80 años que se producen dos recesiones mundiales en el lapso de una década.

Se prevé que la economía mundial crecerá 1,7 % en 2023 y 2,7 % en 2024. La fuerte desaceleración del crecimiento será generalizada, y los pronósticos se corrigen a la baja para 95 % de las economías avanzadas y para casi 70 % de los mercados emergentes y las economías en desarrollo.

Durante los próximos dos años, el ingreso per cápita en esas economías emergentes y en desarrollo se ubicará, en promedio, en 2,8 %, un punto porcentual inferior al promedio registrado en el período 2010-19. 

En África subsahariana –con alrededor de 60 % de los casi 700 millones de personas que se encuentran en la pobreza extrema-, se espera que el crecimiento del ingreso per cápita entre 2023 y 2024 sea, en promedio, de apenas 1,2 %, una tasa que podría hacer que los niveles de pobreza aumenten, en lugar de disminuir.

El banco prevé que el crecimiento de las economías avanzadas se desacelerará, de 2,5 % en 2022 a 0,5 % en 2023, y apuntó que en las últimas dos décadas las desaceleraciones de esta magnitud han sido la antesala de una recesión mundial. 

“La crisis se está intensificando a medida que las perspectivas de crecimiento mundial se deterioran, y los países emergentes y en desarrollo se enfrentan a un período de varios años de crecimiento lento, por una pesada carga de la deuda y escasas inversiones”: David Malpass.

En Estados Unidos, el crecimiento caerá en 2023 a 0,5 %, 1,9 puntos porcentuales por debajo de los pronósticos anteriores y el desempeño más deficiente fuera de las recesiones oficiales desde 1970. 

En 2023, se espera que la zona del euro no registre crecimiento, lo que representa una revisión a la baja de 1,9 puntos porcentuales, y China crecerá 4,3 %, es decir, 0,9 puntos porcentuales por debajo de los pronósticos anteriores.

Para América Latina y el Caribe se prevé que el crecimiento se reducirá a 1,3 % en 2023 y luego se recuperará hasta alcanzar 2,4 % en 2024.

El registro más alto lo tendrá Guyana, que experimenta un boom petrolero y crecerá 25,2 % en 2023 y 21,2 % en 2024. A distancia está San Vicente y las Granadinas, de las islas caribeñas donde repunta el turismo, con crecimiento de 6,0 y 4,8 % este año y el próximo.

Paraguay crecerá 5,2 y 4,2 % en 2023 y 2024; República Dominicana 4,8 y 5,0 %; Barbados 4,8 y 3,9 %; Dominica 4,6 y Panamá 4,5 % durante el bienio; Santa Lucía 4,4 y 3,2 %; y Bahamas 4,1 y 3,0 % en este año y el venidero, respectivamente.

Los demás crecimientos serán muy modestos, comenzando por los de las economías más grandes de la región: Brasil, con 0,8 % en 2023 y 2,0% en 2024; México, con 0,9 y 2,3 %, y Argentina, que se prevé crezca 2.0 % a lo largo del bienio.

Dos países estarán en recesión en 2023: Chile, con -0,9 % y Haití, con -1,1 %, aunque se recuperarían en 2024 con 2,3 % (Chile) y 2,0 % (Haití). El estudio del banco no incluyó a Cuba y descartó a Venezuela por “falta de datos confiables de calidad adecuada”.

Con respecto a otras regiones del mundo, se espera que en Europa y Asia central el conjunto de la economía se contraiga a 0,1 % en 2023 y crezca 2,8 % en 2024. En Oriente Medio y Norte de África el crecimiento se reducirá a 3,5 % en 2023 y a 2,7 % en 2024. 

En Asia meridional se prevé que el crecimiento se desacelerará a 5,5 % en 2023 y repuntará hasta 5,8 % en 2024. En Asia oriental y el Pacífico la economía crecerá 4,3 % en 2023 y aumentará a 4,9 % en 2024. 

Y en África subsahariana las previsiones son de crecimiento de 3,6 % en 2023 y de 3,9 % en 2024. 

Hasta ahora se prevé que la inflación global se modere, pero aun así será superior a los niveles previos a la pandemia, con marcado impacto sobre los países del Sur que son importadores netos de alimentos y energía, principalmente.

El informe señala finalmente la difícil situación en la que se encuentran 37 pequeños Estados, es decir, países con una población de 1,5 millones de personas o menos y que sufrieron una recesión más profunda como consecuencia de la covid.

Por ejemplo, los que dependen del turismo tuvieron una recesión hasta siete veces más alta en 2020 que otras economías en desarrollo, y además muchos experimentan pérdidas generadas por los fenómenos meteorológicos extremos.

A-E/HM

Leer tambien: Venezuela entre los países con peor conexión a Internet del mundo