Enfermeros y docentes piden no aplicar a menores el candidato vacunal “Abdala”

Foto: @FteMujeresVzla

Fuente: Runrunes

La ONG Médicos Unidos de Venezuela publicó el documento de consentimiento para la vacunación contra la COVID-19 que la administración de Maduro haría firmar a quienes se le aplique la segunda dosis de Abdala


(19 julio 2021). Enfermeros y docentes protestaron este viernes, 16 de julio, para reclamar que no se aplique a menores de edad el candidato vacunal cubano “Abdala”.

Frente a la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), los gremios consideraron que Abdala es todavía un “prototipo” y no debe aplicarse a la población.

Con la frase “mis hijos no son conejillos de indias”, enfermeros y docentes rechazaron que pretenda aplicarse este prototipo de vacuna en menores de edad.

Al respecto, Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas, cuestionó que Nicolás Maduro comentara en una de sus alocuciones que en Cuba se lleva a cabo un ensayo clínico en niños de 3 a 16 años, y que si resultaba un éxito, él lo iba a aplicar en Venezuela.

“Quiero decirle al señor Maduro que para que un prototipo de vacuna pueda ser autorizado como vacuna debe demostrar primero eficacia en Fase III, los resultados ser publicados en revistas científicas y ser avalados por organismos como la Organización Mundial de la Salud para que puedan ser administrados esos biológicos”, señaló Contreras.

Asimismo, recordó que en ningún país del mundo se aplican vacunas a niños y adolescentes, a lo que agregó que, para proteger a esa población, se debe vacunar el 70% de la población adulta. 

“Cortamos el contagio y, de esta manera, pudiéramos activar el aparato reproductivo y el reinicio de clases. Pero, además del inicio de clases, debe mejorar condiciones de infraestructura y salarios de los educadores, que están en extrema pobreza, al igual que los trabajadores de la salud”, añadió.

Contreras recordó que hay más de 680 fallecidos de trabajadores de la salud por COVID-19. “No hay equipos de bioseguridad, 60% de hospitales sin agua, hay noticias graves de hospitales que se están quedando sin oxígeno”, alertó.

“En Venezuela sigue la emergencia humanitaria compleja en salud, que se ha visibilizado con el COVID-19, epidemia a la que no se le ha dado un manejo científico, sino político”, reclamó.

Por su parte, Joanna Peñalver, integrante del Frente Amplio de Mujeres, informó que entregaron un documento que habla sobre el anuncio de Maduro de realizar ensayos clínicos con el candidato vacunal Abdala.

“Pretenden tomar al pueblo como experimento, sobre todo a los niños y adolescentes de este país. Eso nosotros no lo vamos a permitir”, sentenció Peñalver.

Además, dijo que se mantendrán exigiendo el ingresen de vacunas al país que estén certificadas.

Gobierno no informó que la aplicación de abdala era un ensayo clínico

La ONG Médicos Unidos de Venezuela hizo público este viernes un documento de consentimiento para la vacunación contra la COVID-19 que la administración de Maduro haría firmar a quienes se apliquen la segunda dosis de Abdala.

“Este es el documento de consentimiento informado (aunque con errores) que debió ser firmado por quienes recibieron la primera dosis del prototipo Abdala. Al parecer, se hará firmar en la segunda dosis. Esto incumple los procedimientos éticos de cualquier estudio”, denunció la ONG en Twitter.

A juicio de la organización, el documento carece de elementos formales para ser válido como consentimiento informado. “El contenido de este documento no se corresponde con un consentimiento informado para participar en un ensayo clínico con un candidato a vacuna y no es una vacuna, como se afirma en el texto”, agrega MUV.

El pasado 9 de julio, el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED) de Cuba aprobó el uso de emergencia del prototipo Abdala contra el coronavirus. Aseguraron que en sus ensayos clínicos mostró una eficacia del 92,2 %.

Sin embargo, el pasado 30 de junio, Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), advirtió que el candidato Abdala, que desarrolló Cuba, no está aprobado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para ese momento, Barbosa instó a los productores de este candidato vacunal a publicar los estudios de las fases I, II y III, en caso de que estén culminados, en revistas científicas, para que la comunidad científica “pueda evaluar y conocer sobre estos datos”.

También, recordó que, de momento, Abdala no tiene la aprobación para su uso de emergencia: “Tienen que solicitar la autorización del uso de emergencia de la OMS”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *