Departamento de Estado: Mujeres y niñas venezolanas expuestas al tráfico y explotación sexual en Curazao y Sint Maarten

Los gobiernos de estas islas fallaron en la adecuada identificación de las víctimas de las redes dedicadas a este delito, muchas de las cuales proceden de Venezuela, indica un reporte del gobierno norteamericano

CronicasdelCaribe


30/07/2022

Las víctimas venezolanas de tráfico de personas han sido deportadas de Curazao y Sint Maarten debido a la deficiente aplicación de los protocolos para la investigación, y el tratamiento de las víctimas de este delito.

De acuerdo con el último reporte del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre la materia, esta es una de las razones por las que Curazao fue incorporado al grupo de países que no hacen suficiente para combatir estas prácticas, mientras que Sint Maarten fue incluida en una “lista de observación”, de la que solo podrá salir si cumple con un conjunto de requisitos.

Según el reporte, divulgado el 21 de julio, a partir de 2019 la policía curazoleña solo ha adelantado una pesquisa cada año por tráfico sexual. Sin embargo, los jueces están “poco familiarizados” con la materia, y generalmente los acusados salen indemnes de los procesos, o con sentencias leves.

Confusión

“El gobierno continuó tratando los problemas de tráfico de personas y contrabando de emigrantes con los mismos recursos y procedimientos, imputando a los traficantes con crímenes de contrabando. Los oficiales frecuentemente confunden ambos delitos”, indica el documento.

El Departamento de Estado advierte que los traficantes explotan a mujeres y niñas

El gobierno de la isla, además, falló en el tratamiento a las víctimas. Según el informe de la Cancillería estadounidense, Curazao carece de refugios para las personas que son objeto de tráfico humano. A algunos menores de edad los colocaron en un albergue en manos de una organización no gubernamental, que inicialmente estaba dedicado a las víctimas de violencia doméstica.

“Debido a una aplicación inconsistente de los protocolos y a la confusión entre tráfico y contrabando, las autoridades (de Curazao) deportaron a víctimas de tráfico identificadas erróneamente o no identificadas como tales, incluidos venezolanos”, indica el documento.

La falta de presupuesto ocasionó que los policías dedicados a esta materia fuesen utilizados en la vigilancia de las cuarentenas por el covid-19.

Los traficantes explotan a mujeres y niñas de Curazao, República Dominicana y Venezuela, entre otras nacionalidades, en tráfico sexual”, señala el informe, en referencia a los bares donde trabajan las llamadas “trago girls”.

Trabajos forzados

En el caso de Sint Maarten, el informe detectó un modus operandi en el que las mujeres deben incurrir en trabajos forzados y explotación sexual, luego de ser reclutadas en sus países de origen mediante ofertas de empleo de apariencia legal. Esto sucede con venezolanas, haitianas y dominicanas.

Mujeres de Haití, República Dominicana y Venezuela son especialmente vulnerables

“Los reclutadores ilegales presuntamente se enfocan en las mujeres extranjeras para la industria sexual, mediante la coerción para el pago de deudas. Las mujeres de Haití, República Dominicana y Venezuela son especialmente vulnerables al tráfico sexual en Sint Maarten”, destaca el informe.

La incapacidad para afrontar los desafíos de la trata de personas fue señalada también en Aruba. De acuerdo con el reporte, en esta isla también fallan en la adecuada identificación de las víctimas, quienes a menudo son tratadas como extranjeros ilegales.

En el caso de Aruba, además, se ha detectado que las organizaciones criminales impulsan a las víctimas de trata para que cometan delitos tales como robos y tráfico de drogas.

Sin cooperación

La situación en las islas del Caribe se agrava como consecuencia de la emergencia humanitaria por la que atraviesa Venezuela, lo que impulsa a muchas personas a buscar un mejor destino en países vecinos.

El director del Observatorio Venezolano del Delito Organizado, Luis Cedeño, advierte que “Venezuela carece de mecanismos para prevenir y controlar los temas relacionados con la trata y el tráfico de personas”.

Las personas son engañadas a través de ofertas laborales de apariencia legal

Explicó que el país suramericano es punto de origen de un “flujo importante” de personas que son traficadas por vía marítima hacia distintas islas del Caribe, sin que el gobierno pueda evitarlo.

“El tema está en que Venezuela es un país grande, y tiene muy poca capacidad para prevenir y controlar la trata y el tráfico de personas. Aquí hay muy poca cooperación entre países”, indicó.

El mismo reporte del gobierno estadounidense también criticó la ausencia de medidas por parte del régimen de Nicolás Maduro para prevenir, e indicó que los hombres también son víctimas de trabajos forzados en Aruba y Curazao.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *