Covid: qué es una endemia, en qué se diferencia de la pandemia y cómo se llega a esta etapa

BBC

En los últimos dos años, quién no ha preguntado con exasperación: «¿ya se acabó la pandemia?» o «¿cuándo puedo seguir con mi vida normal?».


(11-02-2022). Yo lo he hecho. Y la respuesta a esas preguntas podría ser… muy pronto.

Cada vez hay más confianza en que ómicron pueda estar precipitando a algunos países, como Reino Unido, hacia el final de la pandemia.

Pero ¿qué viene después?

Hacia una nueva fase

El virus no va a desparecer de la noche a la mañana. En cambio, la nueva palabra de moda a la que tendremos que acostumbrarnos es «endemia», lo que significa que la covid, sin duda, llegó para quedarse.

Entonces ¿es realmente inminente una nueva era de covid y qué significará eso para nuestras vidas?

«Ya casi llegamos, ahora es el principio del fin, al menos en Reino Unido», me dice el profesor Julian Hiscox, director de infecciones y salud global de la Universidad de Liverpool.

«Creo que la vida en 2022 será casi como antes de la pandemia», agrega.

Lo que está cambiando es nuestra inmunidad. El nuevo coronavirus surgió por primera vez hace dos años en Wuhan, China, y éramos vulnerables.

Era un virus completamente nuevo que nuestro sistema inmune no había experimentado antes y no teníamos medicamentos ni vacunas que nos ayudaran.

El resultado fue como llevar un lanzallamas a una fábrica de fuegos artificiales.

La covid se propagó explosivamente por todo el mundo, pero ese fuego no puede arder a una intensidad tan alta para siempre.

Había dos opciones: extinguiríamos el virus SARS-Cov-2, como hicimos con el ébola en África occidental, o se iría apagando, pero se quedaría con nosotros para el largo plazo.

Así se uniría al enjambre de enfermedades endémicas -como el resfriado común, el sida, el sarampión, la malaria y la tuberculosis- que siempre están con nosotros.

Para muchos, este fue el destino inevitable de un virus que se propaga por el aire antes de que te des cuenta de que estás enfermo.

«La endemicidad estaba escrita en este virus», dice la doctora Elisabetta Groppelli, viróloga del hospital St George’s de la Universidad de Londres.

«Soy muy optimista», afirma. «Pronto estaremos en una situación en la que el virus esté circulando, cuidaremos a las personas en riesgo, pero aceptamos que todos los demás se contagiarán, y la persona promedio estará bien».

Los epidemiólogos, que estudian la propagación de enfermedades, considerarían una enfermedad endémica cuando los niveles sean consistentes y predecibles, a diferencia de las olas de «auge y caída» que ha habido hasta ahora en la pandemia.

Pero la profesora Azra Ghani, epidemióloga del Imperial College de Londres, indica que otras personas están usando el término para indicar que la covid todavía está presente, pero ya no necesitamos restringir nuestras vidas.

La experta piensa que llegaremos a esa etapa «rápidamente», y agrega: «Parece que ha tomado mucho tiempo, pero hace solo un año que comenzamos a vacunar y ya somos muchísimo más libres debido a ello».

Lo único que podría tomarnos por sorpresa sería una nueva variante que pueda superar a ómicron y causar una enfermedad significativamente más grave.

¿Qué tan malo sería?

Es importante recordar que endémico no significa automáticamente leve.

«Tenemos algunas enfermedades mortales enormes que consideramos endémicas», explica la profesora Ghani.

La viruela fue endémica durante miles de años y mató a un tercio de las personas infectadas.

La malaria es endémica y causa alrededor de 600.000 muertes al año.

Pero ya estamos viendo las señales de que la covid se está volviendo menos mortal a medida que nuestros cuerpos son más capaces de combatirla.

La malaria es endémica y causa alrededor de 600.000 muertes al año.

En Reino Unido ha habido una campaña de vacunación, una campaña de refuerzo y olas de covid que involucran cuatro variantes diferentes del virus.

«Cuando ómicron haya terminado y pasado, la inmunidad en Reino Unido será alta, al menos por un tiempo», dice la profesora Eleanor Riley, inmunóloga de la Universidad de Edimburgo.

El alto nivel de infecciones ha tenido un alto precio, con más de 150.000 muertes en Reino Unido.

Pero ha dejado un legado protector en nuestro sistema inmune. Esa inmunidad disminuirá, por lo que deberíamos esperar contraer covid en el futuro, aunque se esperarían menos posibilidades de enfermarnos gravemente.

El profesor Hiscox, que forma parte del Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes del gobierno británico señala que eso significa que la mayoría de las personas no se verán gravemente afectadas.

«En caso de que aparezca una nueva variante o una variante antigua, la mayoría de nosotros, como ocurre con cualquier otro coronavirus del resfriado común, tendremos resfriado y un poco de dolor de cabeza y luego estaremos bien».

¿Qué significará para nuestras vidas?

Habrá personas, en su mayoría ancianos y vulnerables, que morirán a causa de la covid endémica.

Así que todavía hay que tomar decisiones sobre cómo debemos vivir con el virus.

«Si solo vas a tolerar cero muertes por covid, entonces habrá que enfrentarse a una gran cantidad de restricciones y el partido no habrá acabado», explica el profesor Hiscox.

Pero, agrega, «en una mala temporada de gripe, entre 200 y 300 mueren al día durante el invierno y nadie usa una mascarilla ni se distancia socialmente, esa es quizás una línea correcta para establecer los límites».

El experto cree que no volverán los confinamientos y las restricciones a las grandes conglomeraciones y que las pruebas masivas de covid terminarán este año.

Lo más seguro es que habrá vacunas de refuerzo para las personas vulnerables en otoño para poder aumentar su protección durante el invierno.

«Necesitamos aceptar el hecho de que nuestra temporada de gripe también será una temporada de coronavirus, y eso será un desafío para nosotros», afirma la doctora Groppelli.

Sin embargo, aún no está claro qué tan malos serán los inviernos, ya que las personas que mueren de gripe y covid tienden a ser las mismas. Como dijo un científico: «No puedes morir dos veces».

La profesora Riley cree que no nos veremos obligados a usar mascarillas después de ómicron, pero estas se convertirán en «algo mucho más común», como lo son en partes de Asia, donde la gente elige usarlas en lugares concurridos.

Y agrega: «El escenario probable es que la vida no se verá muy diferente al otoño de 2019, cuando todos acudimos a vacunarnos contra la gripe».

¿Qué pasa con el resto del mundo?

Si bien Reino Unido está por delante de la mayor parte del mundo debido a una combinación de vacunas y una gran cantidad de infecciones, el planeta no está ni remotamente cerca de ver el final de la pandemia.

Los países más pobres todavía están esperando vacunas para sus personas más vulnerables. Mientras tanto, los países que mantuvieron a distancia a la covid han tenido muy pocas muertes, pero también tienen menos inmunidad en sus poblaciones.

La Organización Mundial de la Salud ha dejado en claro que el mundo está muy lejos de describir la covid como endémica.

«Para el mundo sigue siendo una pandemia y una emergencia aguda«, concluye la doctora. Groppelli.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *