#ShoSoyDeVenezuela: El proyecto que retrata la migración venezolana en Argentina

Fuente: El Nacional

El proyecto que inició en 2019 por el periodista venezolano Oswaldo Avendaño, ha tenido una gran aceptación dentro del público local despertando el interés de los argentinos


A través de la tecnología de escaneo de códigos QR, el periodista Oswaldo Avendaño visibiliza las historias y los rostros de la diáspora venezolana radicada en Buenos Aires.

#ShoSoyDeVenezuela es una iniciativa de fotoperiodismo transmedia, creada por el comunicador venezolano Oswaldo Avendaño, quien se ha encargado de ponerle rostro a los migrantes, desplazados y refugiados venezolanos que hacen vida en el país del tango.

El proyecto recopila a través de retratos y textos, las historias de venezolanos que han migrado hasta Argentina en los últimos 15 años, y que a la fecha, suman casi 180 mil, de acuerdo a las cifras más recientes dadas por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Un retrato, una historia

Desde el pasado mes de Abril de 2021 los principales espacios de la ciudad de Buenos Aires comenzaron a mostrar diversos retratos de migrantes venezolanos con la etiqueta #ShoSoyDeVenezuela y un código QR.

El proyecto que inició en 2019 con un blog y una cuenta en instagram, mutó y salió directamente a las calles porteñas en forma de carteles que mostraban diversos rostros de personas en blanco y negro.

“En esta segunda fase del proyecto #ShoSoyDeVenezuela, la iniciativa involucra tecnología de escaneo con códigos QR, quienes escaneen el código que acompaña la foto, son redirigidos a la historia de la persona del retrato, que se encuentra publicada en la página web del proyecto” explica su autor, a la vez que destaca que la idea que lleva a cabo de forma autogestionada, es su manera de contribuir con la visibilización de la migración venezolana a través de historias que generen empatía y demuestran resiliencia.

Tras una basta experiencia en medios de comunicación en Venezuela, como corresponsal y reportero, Avendaño decidió canalizar dos de sus pasiones: la fotografía y el periodismo.

“Sentía que como periodista no estaba ayudando a visibilizar la historia de nuestra diáspora. Tenía la necesidad de brindar mi aporte de alguna manera y #ShoSoyDeVenezuela fue la forma más productiva que encontré. Comencé por algunas calles de Palermo, pero la idea es que los carteles estén presentes en todos los barrios de Buenos Aires. Es un trabajo de hormiguita, no tengo, ni busco, financiamiento. Se trata de una forma de contribuir desde mi espacio con la comunicación de la migración venezolana”, comenta.

Los retratos son la base del proyecto, ya que su autor considera que son la mejor alternativa para capturar “la dualidad y la contradicción” con la que a diario deben lidiar los venezolanos que hacen vida en otras tierras, un sentimiento que el fotógrafo conoce en propia piel.

“Los migrantes vivimos con sentimientos contradictorios: podemos estar felices en una reunión, pero tristes por no estar en esa reunión con las personas que amamos; podemos estar nostálgicos por no estar en Venezuela, pero felices al mismo tiempo por desarrollarnos en el país que escogimos para vivir y empezar de cero. Los retratos buscan evidenciar eso: las emociones con las que batallamos diariamente”, explica.

Un ángulo diferente
“De la migración venezolana se ha contado mucho. La mayoría de las historias apelan a la narrativa de la desgracia, y no es lo que busco contar” resalta el periodista que llegó a Argentina en noviembre de 2017.

#ShoSoyDeVenezuela ha tenido una gran aceptación dentro del público local despertando el interés genuino de los argentinos, según Avendaño, la razón de ello sería precisamente el enfoque humano dado a cada uno de sus fotorreportajes.

“Escogí los retratos porque es cierto el cliché que reza: una imagen vale más que mil palabras. El centro del proyecto son los retratos en blanco negro para capturar la emoción de los migrantes mientras les hago algunas preguntas durante la sesión de fotos”, detalla

Es que dentro de las 21 historias de migrantes con las que actualmente cuenta el proyecto, existe todo un abanico de emociones que van desde el amor, que motiva a cruzar fronteras, hasta el dolor del desarraigo y el miedo por perder a un ser querido estando a 5.000 Km de distancia.

La mirada en la foto de Maryanne Cohen, refleja esto a la perfección. “Veníamos de conversar temas muy lúdicos, cuándo le preguntó cómo se sentiría si de un momento a otro, ella estando aquí en Argentina la llaman desde Venezuela para informarle que su madre murió. La emoción fue tan fuerte que automáticamente los ojos se llenaron de lágrimas y le cambió el semblante por completo” cuenta.

Es que si bien es cierto, que una de las características de nuestro gentilicio es la alegría, una vez en el exilio la sonrisa y la felicidad tienden a convivir con otras emociones, y esa es la dualidad del migrante que busca reflejar #ShoSoyDeVenezuela, a través de 7 retratos tomados desde diferentes encuadres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *