Se agudiza la crisis migratoria en Chile

Más de 150 personas vivían en la Plaza Brasil de Iquique, al norte de Chile, desde hace meses. Imagen: 24horas.cl

El ministro de interior aseguró que en las próximas semanas se retomarán las expulsiones masivas. Cientos de migrantes ingresan cada día por pasos no habilitados en la frontera entre Chile y Bolivia. Los migrantes se encuentran en un estado de desprotección y vulnerabilidad.

Emmanuel Rivas/Caleidoscopio Humano

Más de un centenar de funcionarios de Carabineros de Chile y de la Policía de Investigaciones (PDI) llegaron el pasado viernes, antes de las 7:30 de la mañana, a la Plaza Brasil de la ciudad de Iquique, región de Tarapacá al norte de Chile, con la finalidad de desalojar a cientos de migrantes que, desde hace meses, conviven en carpas en la céntrica plaza.

De acuerdo con datos aportados por los funcionarios a cargo del desalojo, unas 150 personas pernoctan en el lugar desde hace varios meses; “en su mayoría se trata de migrantes que ingresaron al país por pasos no habilitados en medio de la pandemia por Covid19”.

El gobernador de Tarapacá, José Miguel Carvajal, se refirió a la situación como “la crisis migratoria más importante que se haya visto en la región”, agregando que se ha extendido a otras plazas y playas de la ciudad.

Carvajal también responsabilizó al presidente Sebastián Piñera por “no hacerse cargo de la situación”. El mandatario regional no descarta presentar una denuncia formal en contra del presidente Piñera por “omitir sus deberes constitucionales en el tema migratorio”.

Frente al desalojo, el Servicio Jesuita Migrante se pronunció rechazando la acción por considerar que, “la solución del desalojo de lugares públicos, sin tener una solución de llegada, finalmente lo que hace es perpetuar un círculo de pobreza y ocupación de lugares públicos sin una solución real”, señaló Carlos Figueroa, director de Incidencia y Estudios del Servicio Jesuita, en entrevista con CNN Chile.

La Comisión Nacional de DDHH del Colegio de Periodistas de Chile también condenó el desalojo de migrantes.

Entre las personas desalojadas, se encuentran -al menos- 20 niños, niñas y adolescentes; además, de personas mayores y mujeres embarazadas. La Defensoría de la Niñez ejercerá acciones legales.

«Hemos buscado arriendos y los dueños de departamentos no nos quieren alquilar por el simple hecho de ser extranjeros”, aseguran los migrantes.

Cinco carabineros y varios civiles heridos, así como 14 personas detenidas fue el saldo que dejó este operativo en la Plaza Brasil de Iquique. El lugar fue cerrado con una cerca de madera y alambre para evitar que las personas ingresen de nuevo.

A pesar de las restricciones, migrantes siguen ingresando a Chile

Debido a la pandemia por Covid19, Chile ha mantenido sus fronteras terrestres cerradas por meses. Esto ha impedido el ingreso de migrantes por los pasos habilitados por el Departamento de Migración y Extranjería.

Sin embargo, y a pesar de las restricciones, miles de migrantes están atravesando el desierto de Atacama, el más árido del mundo, con la ilusión de llegar al país austral. Pagan importantes sumas de dinero a mafias que los contactan en Bolivia y se aventuran a caminar por el altiplano chileno-boliviano con temperaturas que en el día superan los 40º centígrados y en la noche pueden bajar a menos 0º.

Muchos mueren en el intento. Hasta agosto de este año, 11 personas migrantes han perdido la vida en la difícil zona fronteriza entre Chile y Bolivia.

Al ingresar a Chile, el primer poblado que recibe a los migrantes es Colchane. Un pequeño pueblo ubicado a 3.702 metros sobre el nivel del mar y con una población, en su mayoría aimara, de 1.728 personas (Censo 2017).

En febrero de 2021, el alcalde de la comuna de Colchane, Javier García Choque, alertó sobre la crisis migratoria; asegurando que, para ese momento, el número de migrantes superaba al de habitantes.

Sin agua ni comida

Casi 8 meses después, unos 200 migrantes se encontraban en la subcomisaria de Carabineros de Chile de Colchane esperando para poder autodenunciarse y lograr así ser trasladados a una residencia sanitaria en Iquique.

Otros, en medio de la desesperación y obligados por la escasez de agua potable y alimentos, deciden caminar los 235 kilómetros que separan a Colchane de Iquique.

“Han sido días muy difíciles, de mucha incertidumbre para nosotros. No sabemos qué hacer. No tenemos dinero, mucho menos comida. Aquí hay niños, mujeres, personas mayores que lo único que buscan es una oportunidad (…) nosotros salimos de nuestro país por necesidad, no por gusto y gana” dijo un joven migrante venezolano a un medio de comunicación local.

Volverán las expulsiones masivas

El ministro del Interior y Seguridad Pública de Chile, Rodrigo Delgado, anunció el pasado miércoles 22 de septiembre, que el gobierno retomará las expulsiones de migrantes «en las próximas semanas».

Las deportaciones masivas han sido criticadas incluso, por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por considerarlas violatorias del debido proceso y del derecho de las personas a solicitar protección en virtud del derecho internacional, los derechos humanos y de los refugiados.

“Las deportaciones de migrantes no pueden ser efectuadas en forma sumaria, sino que se requiere una determinación individual, caso por caso, de sus necesidades de protección internacional, teniendo en cuenta además las consideraciones humanitarias de arraigo, vínculos familiares u otras que puedan existir”, señaló Felipe González, Relator Especial sobre derechos humanos de los migrantes en mayo pasado.

Marcha contra migrantes irregulares

Para este sábado se convocó una marcha en la ciudad de Iquique en contra de los migrantes que han ingresado al país de forma irregular. Ante esta convocatoria, los migrantes advierten del temor que sienten ante la posibilidad de ser agredidos por los manifestantes

De igual forma, a través de redes sociales, se posicionó la etiqueta #NoMasInmigrantes, en la que, incluso, el candidato presidencial José Antonio Kast se manifestó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *