Río salió de su cauce y destruyó campamento de migrantes venezolanos en Manaos

Fuente: El Nacional

El desbordamiento del río Igarapé arrastró el puesto de Operación Acogida que atienden a los refugiados, principalmente venezolanos que llegan a Brasil


Cerca de 40 familias migrantes venezolanas que hacían vida en un refugio en Manaos, Brasil, perdieron sus enseres luego de que se desbordó el río Igarapé que inundó y destruyó todo en el lugar.

El campamento está en la avenida Torquato Tapajós, en el centro sur de Manaos.

En un comunicado, Defensa Civil dijo que ocho personas fueron remitidas a un centro de salud en la capital del estado de Amazonas, entre ellas una mujer embarazada y un bebé.

Por su parte, el teniente de bomberos Paulo Galeano explicó que la fuerza de las aguas, producto de las lluvias, rompió un muro y arrastró todas las carpas instaladas en el terreno dispuesto para la migración venezolana.

El funcionario informó además que muchas personas que vivían en el lugar perdieron todos sus documentos y pertenencias. También se perdieron los equipos que usaban quienes administraban el refugio.

El desbordamiento del río Igarapé arrastró el puesto de Operación Acogida, como se llama la organización de entidades del Estado que atienden a los refugiados, principalmente venezolanos que llegan a Brasil, la mayoría de ellos sin permisos de residencia.

Según datos oficiales, la Operación Acogida ha recibido a más de 265.000 migrantes y refugiados venezolanos que solicitaron regularización de su estatus migratorio.

En total, más de 890.000 personas han sido atendidas en la frontera, se han aplicado 400.000 vacunas y concedido 130.000 solicitudes de residencia.

La ONU estima que más de 5 millones de venezolanos han abandonado Venezuela, en uno de los mayores movimientos de población en la historia reciente de América Latina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *