¿Pueden las noticias falsas influir en el resultado de una elección latinoamericana?

Fuente: DW

Especialmente en época de elecciones, en las redes sociales suelen difundirse un sinfín de noticias falsas intencionales


Las mentiras, la desinformación y las noticias falsas no son nuevas; siempre han existido. Lo que ahora sucede es que la digitalización, el internet y las redes sociales han servido como una plataforma para que estos bulos cibernéticos tengan la posibilidad de propagarse con mayor facilidad.

Uno de los que más repetía este concepto anglosajón -fake news- mediáticamente era el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien no tenía ninguna reserva en acusar a los periodistas de medios como The Washington Post oThe New York Times de difundir noticias falsas.

En Latinoamérica, región no ajena a los bulos, las teorías de conspiración sobre el origen del COVID-19 y los supuestos efectos de las vacunas contra el virus también se difundieron sin control a través de las redes sociales. Asimismo, la información no verificada suele divulgarse con mayor frecuencia en época de elecciones.

¿Pueden las noticias falsas «manipular» un sufragio?
Durante las campañas electorales latinoamericanas, en las redes sociales también se genera un escenario proclive para difundir información falsa o no verificada sobre diferentes candidatos. Por lo general, se publican denuncias falsas, frases nunca dichas o sacadas de contexto para deslegitimar a los candidatos.

«Está comprobado, no solo en Latinoamérica, sino en cualquier parte del mundo, que el factor de la manipulación de la opinión pública mediante las fake news ha traído situaciones en las que se elige a un representante que no necesariamente ganó por la vía de la información veraz y certera», explicó a DW Luis Ángel Hurtado Razo, profesor investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, especialista en el fenómeno de las noticias falsas y autor del libro «Fake News: El enemigo silencioso».

En contraste, Enrique Núñez Mussa, experto en fake news y editor general de Factchecking.cl -iniciativa para verificar noticias vinculada a la Universidad Católica de Chile-, dijo a DW que «aún es necesario contar con evidencia científica más contundente» para analizar el impacto de las noticias falsas en las elecciones latinoamericanas, y que no se dispone de «la evidencia suficiente para afirmar que el triunfo o derrota de un determinado candidato se debe a estas campañas».

Los bots y su motivación política

Sin embargo, y si bien plataformas sociales como Facebook o Twitter comenzaron a aplicar métodos para verificar la información y las cuentas de usuarios reales, en las redes digitales aún existen herramientas utilizadas con motivaciones políticas, como, por ejemplo, los bots -programa informático que usa la Inteligencia Artificial para realizar tareas automatizadas en internet como si fuera un humano-.

«Estos ejércitos de bots o cuentas automatizadas siguen funcionando en las redes socio digitales porque ciertamente tienen un efecto muy fuerte y lo siguen teniendo. Es la disputa por el espacio digital abierto en la opinión pública en internet», advirtió Hurtado Razo.

«Queda aún mucho trabajo por hacer a nivel de regulación respecto a la desinformación intencionada, por ejemplo, sobre campañas articuladas con bots para fines políticos, tanto respecto a las plataformas sociales como también sobre quienes generan estas campañas», opinó Núñez Mussa.

El papel de los «fact checkers»
Los llamados «fact checkers» -o periodistas especializados en verificación- están jugando un papel muy importante en la batalla frente a las noticias falsas. En vista de que no se puede acabar totalmente con las fake news, el editor general de Factchecking.cl califica las noticias falsas como «incendios» y dice que los profesionales de las comunicaciones son como «bomberos».

«Mientras tengamos más medidas preventivas, educación y herramientas para aminorar sus efectos (de las noticias falsas), será más fácil controlar el problema. En ese sentido, el rol de los ‘fact checkers’ es ser como los bomberos del ecosistema», agregó Núñez Mussa.

Asimismo, Luis Ángel Hurtado Razo destacó la labor que México está realizando para combatir la desinformación durante las elecciones del país en este 2021. El experto mexicano trabaja en un proyecto contra la desinformación que apuesta a fortalecer «por un lado, la alfabetización digital de los individuos y, por otro, entregarles herramientas para la verificación de información».

Hay que aprender a vivir con las «fake news»
En la difusión de noticias falsas no existe un solo culpable; son responsabilidades compartidas. Las redes sociales y los medios de comunicación, pero también los usuarios deberán actuar para contrarrestar las noticias no verificadas.

«Hay que ser realistas y saber que la desinformación existe desde antes que las plataformas sociales, desde que un ser humano decidió convencer a otro de algo falso, y que eso va a seguir existiendo», concluyó Núñez Mussa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *