Mes del Orgullo Gay: Sylvia Rivera, la boricua que cambió la historia de los derechos LGBTQ

Sylvia Rivera, en una imagen de archivo en Nueva York. (The Associated Press)

Fuente: ElVocero.com

Fue una mujer transgénero pionera en el mundo y a quien generaciones enteras le deben muchos de sus derechos


“La educación es el arma más poderosa. Y en Puerto Rico no educamos sobre los aportes de las personas trans, de las personas gay. No educamos sobre Sylvia Rivera”. La frase la dice Joana Cifredo, activista y directora ejecutiva de TruSelf, una organización que brinda apoyo a la comunidad transgénero en Puerto Rico.

Se refiere a Sylvia Rivera, la mujer transgénero que cambió para siempre la historia de los derechos gay. El activismo de Sylvia es conocido, pero lo que pocos saben es que Sylvia era de origen boricua. Su padre era puertorriqueño y su madre, venezolana. 

El 1 de junio comienza el Mes del Orgullo LGBTQ, que suele celebrarse con festivales callejeros, actos y fiestas. Es un homenaje a quienes participaron de las protestas frente al bar Stonewall Inn de Nueva York en 1969. Y entre esas personas -y en primer plano- estaba la boricua Sylvia Rivera y otras mujeres transgénero como ella. 

Gracias a ella, un sinnúmero de personas LGBTQ por generaciones han podido soñar un poco más grande, han podido aspirar a carreras y a diferentes posibilidades para sus vidas”, explica a EL VOCERO Joana Cifredo. 

Para Sylvia, el Stonewall Inn era «un bar de hombres blancos para que los hombres de clase media liguen con chicos de otras razas».  Pero ella tenía contactos dentro del bar y la dejaban pasar. 

Una calurosa noche de verano en Nueva York, el 28 de junio de 1969, la policía hizo una redada en el Stonewall Inn, un club gay de Greenwich Village.

Lo habitual, en estas redadas, era que sólo las personas vestidas con ropa de un género diferente, quienes no tuvieran identificación y los empleados del bar eran detenidos. 

En aquellos años, había una ley de Nueva York que obligaba a llevar al menos tres prendas de ropa «apropiadas» al género asignado al nacer. 

«La rutina era: ‘maricones por aquí, tortilleras por aquí y frikis por allá’, refiriéndose a mi parte de la comunidad», contó Sylvia en una entrevista con el historiador Martin Duberman para su libro Stonewall sobre la lucha de la comunidad.

Pero algo cambió esa noche y la llama por los derechos de la comunidad LGBTQ se encendió más que nunca. Los clientes del bar, el personal y los residentes del barrio se amotinaran en la calle Christopher para protestar. Entre los muchos líderes de aquella protesta se encontraban Sylvia Rivera y una mujer negra, trans y bisexual, Marsha P. Johnson. Eran íntimas amigas y lideraron el movimiento que continuó durante seis días de enfrentamientos. 

Alzaron así la voz para exigir que se establecieran lugares donde las personas LGBTQ pudieran ir y hablar abiertamente de su orientación sexual sin temor a ser arrestadas. Y comenzaron a ser escuchadas. 

Portada del libro dedicado a los activistas de Stonewall. 

Pero ¿Quién fue Sylvia Rivera? 

Sylvia Rivera nació como Ray Rivera el 2 de julio de 1951 en la ciudad de Nueva York. Tuvo una vida marcada por tempestades familiares. Su padre, el boricua José Rivera, la abandonó cuando era muy pequeña. A los tres años, su padrastro -un traficante de drogas- amenazó con matarla a ella y a su madre venezolana. Poco después, la mujer se suicidó y Sylvia quedó a cargo de su abuela a la que llamaba “Viejita”. Pero “Viejita” no entendió los cambios en Sylvia, su exuberante sexualidad y sus modales femeninos, que le gustara maquillarse desde cuarto grado, depilarse las cejas y salir con chicos. 

Cansada de los maltratos de su abuela que nunca ocultó su homofobia, a los 11 años, Sylvia se fue a vivir en la calle y trabajó como prostituta. En Time Square y la calle 42, se puso en contacto con una comunidad local de drag queens, que le dieron el nombre de Sylvia, la ayudaron y cuidaron. Sylvia inicia su transición. 

Llegó 1969 y las protestas del Stonewall Inn, con las que logró el reconocimiento de la comunidad gay que en ese entonces y que -según Sylvia- no siempre la comprendía. 

«En las culturas hispanas, si eres afeminado, eres automáticamente un marica; eres un chico gay. Quiero decir, empiezas como un niño pequeño y no tienes una opción -especialmente en esa época-. O eras un maricón o una tortillera. No había un punto intermedio», dijo Sylvia en la misma entrevista con Duberman respecto a ser transgénero. 

Pero a Sylvia se la conoce por muchas otras luchas a favor de los derechos LGBTQ. Se la conoce por haber fundado el Frente de Liberación Gay y la Alianza de Activistas Gays. También por cofundar la organización de defensa de los homosexuales y travestidos S.T.A.R. (Street Transvestite Action Revolutionaries, en inglés) con su amiga íntima, Marsha P. Johnson, desde donde se centraron en los problemas de pobreza y discriminación que afectaban a la comunidad “travestida”. La palabra transgénero ni siquiera se había acuñado en ese entonces. 

«De muchas formas, Sylvia fue la Rosa Parks del movimiento transgénero moderno, término que ni siquiera se acuñó hasta dos décadas después de Stonewall», dijo la activista Riki Wilchins tras la muerte de Sylvia. 

En sus últimos años, Sylvia se convirtió en un miembro activo de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana de Nueva York, donde fue directora del programa de servicios alimentarios, además de liderar un refugio para jóvenes LGBTQ. 

Sylvia Rivera murió por complicaciones de un cáncer de hígado el 19 de febrero de 2002. Tenía tan solo 50 años. 

En mayo de 2019, se anunció un monumento en honor a Sylvia Rivera y Marsha P. Johnson en Greenwich Village, cerca del epicentro de las protestas de Stonewall, al cumplirse su 50º aniversario. El anuncio formó parte del esfuerzo de la ciudad de Nueva York por corregir la brecha de género en el arte público. Casi no hay estatuas en honor a personalidades LGBTQ. Según el alcalde Bill De Blasio, es el único monumento en el mundo dedicado a dos mujeres trans. Se espera que sea inaugurado a finales de este año.

Una imagen con la que la Ciudad de Nueva York recordó a Sylvia Rivera en 2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *