La ola verde se unió en Caracas en favor del aborto

Fuente: Raúl C/El diario

Organizaciones feministas y LGBTIQ+ realizaron la primera movilización en Venezuela para exigir la despenalización del aborto. Marcharon desde la Plaza Morelos hasta la sede del Parlamento, en Caracas, bajo consignas en defensa de los derechos de la mujer, su libertad de decidir y la importancia de la interrupción voluntaria del embarazo como parte de la salud pública


(29-09-2021). Desde las 9:00 am el color verde se apoderó de la Plaza Morelos, en Caracas. A esa hora, decenas de personas, principalmente mujeres, ya estaban sobre las escaleras frente a la estatua de José María Morelos, líder independentista mexicano. Todas tenían trapos, banderas o carteles diferentes, aunque con una misma consigna: aborto legal, seguro y gratuito. 

El número de manifestantes, que fue aumentando con el paso de las horas, incluso sorprendió a los convocantes. «Hay más gente que el 8M», comentó uno de los manifestantes, quien sujetaba una bandera con los colores LGBTIQ. La multitud tenía una explicación que, aunque lógica, hasta ahora había sido inusual para los movimientos feministas en Venezuela: allí estaban presentes ONG, defensores de derechos humanos y personas en general de todos los espectros políticos. La fecha de la marcha tampoco fue casual. El 28 de septiembre es el Día de Acción Global por el acceso al Aborto Legal y Seguro. 

Aunque unidas bajo la misma consiga (aborto legal, seguro y gratuito), las manifestantes tenían sus cánticos y denuncias particulares. Mientras que unas gritaban «hay que abortar al Estado patriarcal», o criticaban al régimen de Nicolás Maduro por la vulneración de los derechos de las mujeres; otro grupo, de más de 50 personas, evitaban las referencias directas al régimen. 

Al son de tambores, las mujeres marcharon hasta el Palacio Federal Legislativo, en el centro de la ciudad. Allí, minutos antes, una de las manifestantes aseguró al equipo de El Diario que serían recibidas por Pedro Infante, diputado de la Asamblea Nacional (AN) del chavismo. A las 11:24 am, las manifestantes se lanzaron a las calles con las banderas. 

La marcha transcurrió sin incidentes. En el recorrido desde la Plaza Morelos a la AN, en las aceras y carros las personas apenas se unían a los cánticos: unas aplaudieron, otros simplemente trataban de leer las pancartas. A su paso, algunas mujeres pegaron carteles en las paredes o pintaron las frases «Aborto legal» o «Red Verde», el nombre de la organización que hizo la convocatoria. 

Al mediodía, en las afueras del Parlamento, un grupo de policías recibió a las voceras. Pidió que eligieran a cuatro voceras para pasar al Palacio. Todas fueron atendidas por Infante, a quien entregarían un comunicado exigiendo el debate sobre la despenalización del aborto en Venezuela. 

Daniela Inojoza

Daniela Inojoza destacó que el aborto inseguro es la tercera causa de mortalidad materna en Venezuela, de acuerdo con estudios independientes hechos por organizaciones feministas. Es por eso que insta al Estado a despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo debido a que se trata de un problema de salud pública que no debería ser criminalizado en el Código Penal. 

«Mi mensaje va dirigido a Jorge Rodríguez para que meta el debate en la Asamblea Nacional, que lo debatamos abiertamente, que nos liberemos de las creencias religiosas y veamos mucho más allá para que podamos salvar la vida de las mujeres. A los políticos y partidos: Actúen según las necesidades de la población. Las mujeres pobres son las que mueren, porque las mujeres ricas tienen despenalizado el aborto en Venezuela, porque pueden pagar para hacerse un aborto en cualquier lado. Que actúen para los más vulnerables, para aquellas que ponen en riesgo su vida para poder criar una familia. En Venezuela están abortando mujeres que no tienen cómo mantener a otro hijo», aseveró.

Daniela Inojoza

Michelle Artiles

Michelle Artiles, activista transgénero, expresó que la despenalización del aborto es parte también de la lucha por los derechos de las personas transgénero del país. Dirigió sus exigencias al Estado y la Iglesia específicamente, para que se abra el debate en torno a este tema.

Michelle Artiles

«El mensaje de todas, todos y todes, va dedicado al Estado y a la Iglesia, que por favor permitan que tengamos derecho a decidir sobre nuestros cuerpos. Que se unan, que se abra el debate. Eventos como este ponen el tema a la palestra pública. Acérquense, pregunten, hablemos e intentemos llevar estas cosas a debate e intentemos entender, porque ningún derecho se da por sentado. Llegaremos a puntos en común». 

Yendri Velásquez

Yendri Velásquez, activista de la ONG Caleidoscopio Humano, resaltó la importancia de que las mujeres se unan para exigir libertad en medio del contexto autoritario que vive Venezuela. 

Yendri Velásquez

«La lucha por los derechos de las mujeres nos debería convocar a todos en sus distintos niveles. Nosotros como hombres y cisgénero deberíamos apoyar sus libertades, su independencia. Utilizar los espacios que tenemos e introducir la agenda de los derechos de las mujeres. La lucha por la libertad de uno, es por la lucha por la libertad de todas y todos. Eso es algo por lo que desde el movimiento LGBTIQ+ también nos sentimos identificados, el derecho por las libertades debería unirnos, los trabajadores, las personas con discapacidad. En contextos autoritarios, la solidaridad, la unión alrededor de estas reivindicaciones, cobran muchísimo más valor». 

Melanie Agrinzones

Por su parte, Melanie Agrinzones se refirió a la instrumentalización política del régimen de Nicolás Maduro con respecto a los derechos de la mujer. Explicó que los derechos de la mujer es un punto importante para lograr el restablecimiento de la democracia en Venezuela. 

Melanie Agrinzones

«Sabemos que tenemos un sistema educativo que está en la ruina producto de toda la crisis de DDHH que hay, entonces creo que las organizaciones de la sociedad civil son imprescindibles para llevar la voz dentro de las comunidades y desde de donde podamos desarrollarlo dentro de lo público, incluso, en materia de derechos sexuales y reproductivos. Entre mayor información tengan las personas en materia de estos derechos, podemos conocer nuestros cuerpos, no discriminar a las personas por su condición sexual o género». 

Suhey Ochoa, estudiante UCV

Suhey Ochoa, estudiante de la UCV, afirmó que el Estado venezolano no posee ningún tipo de política pública destinada a la planificación familiar, métodos anticonceptivos, entre otros. Cuestionó que el costo de un método anticonceptivo supere el monto del salario mínimo mensual. 

Suhey Ochoa

«Nosotros no somos una incubadora, la mujer no es un instrumento para utilizarlo en función de lo que la sociedad quiere. Cada persona tiene derecho a decidir sobre su propio cuerpo. En ese sentido, nosotras consideramos que estos sectores no tienen que imponer su religión ni su cultura a las mujeres. Cuando hablamos del aborto, no hablamos de obligar a abortar, sino que simplemente esté allí para el que lo necesite. Que sea seguro, legal y gratuito para que cualquiera pueda acceder a eso sin necesidad de tener que pagar 500 dólares o irse del país para realizárselo». 

Claudia Rodríguez, Mujeres en lucha y PCL Venezuela

A las mujeres en general. Hay una petición de despenalizar del aborto, y es muy importante porque eso nos lleva a la no criminalización. Tiene que llegar hasta la legalización, pero que elaboremos un proyecto de ley entre las mujeres, que no sea un pacto entre feministas y la AN, sino que podamos establecer espacios de asambleas permanentes comunitarios, pero para eso necesitamos que las mujeres se involucren, se sientan llamadas a pronunciarse, a preguntar, a averiguar qué es lo que pasa, que estén interesadas en la autonomía de su cuerpo.

Claudia Rodríguez

«Tiene que ser de manera autónoma. Esta no es una movilización de las feministas, sino de las mujeres. Estas movilizaciones son un llamado para que la gente se sienta identificada. No es un asunto de feministas». 

Gioconda Espina, centro de estudios de la mujer de la UCV

Gioconda Espina, miembro del Centro de Estudios de la Mujer de la UCV, explicó que el motivo de la manifestación es lograr que el Parlamento venezolano salde “una deuda histórica” con respecto a la despenalización del aborto. 

Gioconda Espina

Este movimiento es tan viejo, desde 1981. Fue propuesto por los médicos venezolanos, que era quienes estaban en los hospitales y recibían a mujeres con el aborto. Es una deuda. Lo que estamos haciendo hoy es tratando de que la AN, a donde vamos a llegar con un comunicado, salde una deuda histórica desde 1981, que es la despenalización del aborto, que es un derecho humano de las mujeres.

«Si se despenalizara el aborto, los hospitales estarían obligados a atenderlas, a prevenirlo o incluso, a garantizar los anticonceptivos. Las personas que se oponen generalmente son religiosos, en el fondo consideran que es un asesinato. A ellos les aconsejo que estudien, que se preparen, que averigüen que la vida no es vida hasta que pasen las semanas necesarias hasta que se instale en el cerebro las funciones de un algo, un ser humano». 

Gabriela Buada

Gabriela Buada, periodista y directora de la ONG Caleidoscopio Humano, hizo énfasis en que el movimiento feminista ha logrado que la lucha por la despenalización de aborto sea un tema que se incluye en la opinión pública y la agenda de los medios de comunicación venezolanos. 

Gabriela Buada

Las manifestaciones proaborto, proderechos reproductivos, han sido muy temerosas, no es que no hubo. No había cobertura de los medios de comunicación, esa confluencia de movimientos dentro de estas manifestaciones. Hoy, llama la atención que en medio de la pandemia, emergencia humanitaria, es más extensa todavía, hablamos de legislación que penaliza. El movimiento ha hecho un esfuerzo importante por incluir la perspectiva de género, y creo que el paso que ha dado la opinión pública, los medios de comunicación, por debatir y hablar sobre el derecho al aborto, es muy importante para que esto se haya materializado de esta forma.

«La lucha que emprendemos desde Caleidoscopio es que el periodista tenga información, el conocimiento, la empatía con las víctimas para comunicar un mensaje correcto y pertinente. En las escuelas ya no se habla de educación sexual, del derecho a decidir de las mujeres, incluso lo que tiene que ver de educación en la salud.  El papel de los medios es impresionante, tienen que formarse, acercarse a las organizaciones de la sociedad civil, a los expertos, a los investigadores, para poder llevar y masificar ese mensaje de manera correcta y pertinente. Y que se sepa que la lucha no es abortar por abortar, es el derecho que tenemos las mujeres a decidir por nuestro cuerpo». 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *