“He visto a muchos falleciendo a la espera de un trasplante”: los duros testimonios de los pacientes del J. M. de los Ríos

Fuente: El Nacional

La denuncia se hizo dentro del contexto de la crisis humanitaria compleja, agravada por la pandemia de COVID-19, y la suspensión del Sistema de Procura de Órganos para Trasplantes que debió beneficiar a más de 700 personas


Niños, niñas y adolescentes pacientes del Hospital José Manuel de los Ríos denunciaron el miércoles ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos las condiciones en las que se encuentran en Venezuela, a la espera de trasplantes y atención médica adecuada.

“En el hospital ha sido muy difícil porque he visto muchos compañeros falleciendo a la espera de un trasplante, y yo no quiero que a mí me pase lo mismo. Y por eso pido que por favor se haga algo, quiero una mejor calidad de vida”.

Ese fue el testimonio de Niurka Camacho, paciente de diálisis desde hace 7 años.

La menor de edad contó, durante una intervención que se realizó de manera virtual, que vivía en Valle de la Pascua, en el estado Guárico, pero viajó a Caracas con su familia por su situación de salud. En la ciudad donde residía no había dónde comenzar el tratamiento.

La denuncia se hizo dentro del contexto de la crisis humanitaria compleja, agravada por la pandemia de covid-19, y la suspensión del Sistema de Procura de Órganos para Trasplantes, que debió beneficiar a más de 700 personas, señaló Prepara Familia.

Una adolescente, a la que le diagnosticaron una anemia hereditaria, dijo que sus órganos se pueden endurecer si no se administra el tratamiento, que no toma desde hace dos años.

“El tratamiento consiste básicamente para poder vivir de una bolsa de sangre, que no conseguimos. Cada 21 días vamos al hospital a ponernos dos o tres bolsas de sangre, que duramos hasta un mes esperando por falta de reactivos, esperando un trasplante de médula. Hemos visto cómo han fallecido muchos compañeros de nosotros y ya somos pocos los que quedamos en esta lucha”, manifestó.

Edgar, de 16 años de edad, tiene 8 años en diálisis. Lo diagnosticaron paciente renal crónico y perdió su ojo izquierdo hace 2 años. Expresó que necesita una prótesis con urgencia porque la situación ha sido difícil tanto para él como para su familia.

Los menores exigieron recibir una alimentación adecuada, y con base al tipo de dieta que necesitan por sus enfermedades. “Estamos cansados de un plato de arroz blanco, de granos sin condimentos y arepas sin rellenos, de nuestras madres luchando por conseguir la dieta que necesitamos. Incluso nos preocupa que ella no reciban comida alguna cuando estamos hospitalizados”.

Pidieron que se cumpla con el mantenimiento de los hospitales para que sus madres no tengan que cargarlos por las escaleras porque no hay ascensor o que reciban menos horas de diálisis porque no hay suficientes máquinas o que los laboratorios sigan sin funcionar.

“Contar con las medidas que necesitamos para poder vivir. Pónganse en nuestros zapatos, nadie merece pasar por lo que estamos pasando. Exigimos catéteres que tengan las medidas específicas, que los médicos cuenten con los insumos, que reactiven los trasplantes. Estamos cansados de esperar tanto tiempo, queremos tener una vida sana, que nos permita estudiar lo que queramos y cumplir nuestros sueños”, expusieron.

Los pacientes solicitaron asimismo que se les preste atención a los médicos y enfermeras que los han atendido, que reciban el salario que merecen. Advirtieron que se están quedando sin personal y temen que todos finalmente se vayan por las precarias condiciones en las que les ha tocado trabajar.

“Por ultimo, que haya mas espacios como este, en los que podamos contar nuestra historia sin miedo, que se respeten nuestros derechos. Nadie debería temer por contar lo que vive y sufre día a día”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *