Frontera entre Chile y Bolivia cobra una nueva victima

Foto: Puranoticia.cl

La migración venezolana es considerada la segunda mayor crisis de desplazamiento, superada solo por Siria.

Emmanuel Rivas/Caleidoscopio Humano

(24-10-2021) El pasado viernes 22 de octubre, una mujer de nacionalidad venezolana, murió en la frontera entre Chile y Bolivia, elevando la cifra a 17 personas fallecidas en lo que va del año y la número 5 en el mes en este cruce fronterizo.

Magaly González, de 63 años, falleció luego de presentar varios problemas de salud a lo largo de la caminata por el desierto chileno-boliviano, informó la directora de salud de la municipalidad de Colchane, región de Tarapacá, al norte de Chile.

De acuerdo con las autoridades chilenas, dos menores de edad (hijo y nieto de la persona fallecida) acudieron a la Comisaría de Carabineros de Chile de Colchane, para pedir ayuda, sin embargo, los funcionarios confirmaron que la migrante venezolana, ya no presentaba signos vitales.

El hijo de Magaly González señaló que su madre tenía enfermedades de base como hipertensión e hipertiroidismo, informó el médico del centro de salud de Colchane, Guillermo Tapia.

Estas enfermedades, sumadas a las difíciles condiciones del desierto de Atacama, el más árido de la tierra, generaron un colapso en la salud de la mujer migrante.

Lea también: Venezolanos a la intemperie en Chile: El drama a las puertas de la embajada

Frontera mortal

El alcalde de la comuna de Colchane, Javier García, aseguró que, hasta la fecha, son 17 las personas de nacionalidad venezolana que han fallecido en la zona fronteriza intentando ingresar a Chile por paso no habilitados.

“La situación no se ha detenido durante las últimas semanas a pesar de los anuncios del Gobierno. No hay un efecto disuasivo para disminuir los ingresos irregulares al territorio nacional”, destacó García en entrevista con Radio BioBio.

Es muy triste que estas personas, que vienen desde tan lejos en busca de un lugar donde comenzar de nuevo, terminen perdiendo un ser querido de esta manera, lamentó el alcalde.

Lea también: Refugiados venezolanos en Chile llegan con necesidad inmediata de documentación, protección y albergue

Crisis migratoria, marchas y expulsiones exprés

En medio del cierre de fronteras producto de la pandemia por Covid19, miles de migrantes decidieron cruzar el desierto, en busca de mejor calidad de vida en tierras chilenas.

Para lograrlo, tienen que llegar a Bolivia, donde son contactados por “coyotes” que, luego de cobrarles una importante cantidad de dinero, los llevan caminando por días y noches por el altiplano chileno-boliviano.

Una zona que en el día puede superar los 40º centígrados, pero en la noche es tan frio con la Patagonia, llegando a tener temperaturas bajo 0.

El cierre de fronteras llevó a que los migrantes, provenientes en su mayoría de Venezuela, crucen por pasos no habilitados, lo que los expone a ser expulsados por el gobierno chileno, que ha dispuesto de más de 15 vuelos para materializar las deportaciones de una forma casi inmediata.

El pasado mes de septiembre, una marcha antiinmigrantes convocada en la ciudad de Iquique, capital de la región de Tarapacá, mostró el lado más inhumano de un grupo de personas que, al finalizar la protesta, quemaron las pocas pertenencias de los venezolanos que desde hacía semanas vivían en las calles de la ciudad.

El hecho fue rechazado por diferentes organismos y organizaciones nacionales e internacionales.

Lea también: Se agudiza la crisis migratoria en Chile

Una Emergencia Humanitaria Compleja que no da tregua

La crisis económica, social y política que afecta Venezuela parece no tener solución inmediata. La falta de garantías para cubrir gastos básicos como servicios, salud y alimentos, lleva a que, cada día, sigan saliendo del país cientos de personas en busca de calidad de vida y un mejor futuro.

De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas (ONU), ya son más de 6 millones de venezolanos que están fuera de su país, ubicando a Colombia, Perú, Chile y Ecuador como los principales países receptores.

Sólo en Colombia se han radicado más de 1.8 millones de venezolanos, 1.2 millones en Perú, 400 mil en Ecuador y más de 500 mil en Chile, donde desplazaron a la comunidad peruana como la más numerosa en el país austral.

Necesidad de atención y acompañamiento

Las personas continúan saliendo de Venezuela para huir de la violencia, la inseguridad y las amenazas, así como la falta de alimentos, medicinas y servicios esenciales, destaca la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur)

De acuerdo con la Acnur, la migración venezolana es una de las principales crisis de desplazamiento del mundo, superada solo por Siria, un país en guerra desde hace más de 10 años.

Por esta razón, este organismo internacional y cientos de organizaciones no gubernamentales, han levantado su voz para solicitar refugio, apoyo y acompañamiento para las personas migrantes venezolanas, exhortando a los países de la región a crear políticas conjuntas que no promuevan la xenofobia, que facilite la incorporación de los migrantes en la sociedad de acogida y que creen las condiciones propicias para que las personas puedan acceder a documentación que les permita estar de manera legal en esos países.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *