El trabajo humanitario y el activismo por los derechos humanos en la Venezuela de hoy

Caleidoscopio Humano, a propósito del Día de la Solidaridad, destaca la vinculación del trabajo humanitario y del activismo por los derechos humanos

Wanda López Agostini/Caleidoscopio Humano

Caracas, 06.09.2021. – El activismo por los derechos humanos se encuentra estrechamente ligado a la política y se mueve por causas específicas que pretenden cambiar la manera en la que el sistema está definido. A través de la creación de estrategias, se realizan demandas públicas y notorias sobre distintas problemáticas que afectan a la población, y a las que se les desea encontrar una solución que beneficie a la comunidad involucrada.

“Con el activismo se busca lograr cambios reales en los sistemas en los que estamos establecidos”, aseguró Melanie Agrinzones, activista feminista y cofundadora de Uquira, durante el Instagram Live titulado “No aclares que oscureces”, en el que conversó con la periodista y directora de Caleidoscopio Humano, Gabriela Buada Blondell.

Mientras que el trabajo humanitario sirve a los sectores de la población que se encuentran en situación de vulnerabilidad y sus acciones se rigen por una serie de principios que están avalados por el Derecho Internacional Humanitario y la Organización de Naciones Unidas.

Xill Fernández, politóloga y experta en temas de refugio y migración, quien también participó en este encuentro, destacó que “la acción humanitaria busca proteger la vida de quien está sufriendo, mantenerse neutral y no tomar parte de lo que está ocurriendo, ayudar a las personas basándose en sus necesidades, evitando que haya discriminación y siendo independiente de cualquier interés personal”.

Agrinzones recordó la importancia de conocer qué son los derechos humanos para saber qué estás exigiendo y a quiénes les vas a exigir, también, manejar un discurso que vaya en sintonía con el trabajo que se realiza y practicar la inclusión.

La especialista en trabajo humanitario resaltó la importancia de no publicar en sus redes sociales personales contenido relacionado con la labor que realizan, porque puede ser contraproducente tanto para ellas como para sus familiares. En cambio, desde el activismo, se puede ser más visible porque no se trabaja directamente con las víctimas, pero se tiene que ser muy coherente con lo que se comunica, para que no vaya en contra del trabajo que se realiza. 

La actividad, en la que participaron Xill Fernández y Melanie Agrinzones, llevada a cabo a través de la cuenta de la red social Instagram de Caleidoscopio Humano, forma parte de las capacitaciones que desde la organización se realizan para contribuir en la construcción de un periodismo más humano y con enfoque de derechos humanos en Venezuela.

Ingresa al live completo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *