Dirigentes indígenas denuncian detención de warao en refugio de Brasil

Foto: referencial.

Fuente: El Pitazo

El indígena Arnoldo Peña fue detenido el pasado 15 de abril, mientras que su hija está en custodia de autoridades del estado Amazonas de Brasil. Los familiares desconocen su paradero


El jueves, 3 de junio, un grupo de líderes waraos y caciques que habitan en los refugios brasileños destinados a desplazados indígenas de Venezuela, denunciaron detenciones y acciones arbitrarias por una funcionaria asignada al campamento en Manaos, estado Amazonas de Brasil. 

Sobre el problema planteado, los representantes indígenas se pronunciaron a través del grupo virtual La Voz del Pueblo Warao sobre la detención del indígena Arnoldo Peña y la retención de su hija de 12 años. Los aborígenes desplazados desde el estado Delta Amacuro exigen la libertad del arrestado y la entrega de la adolescente a sus familiares. 

Balbino Jiménez, cacique del abrigo Taroman I, instalado en Manaos, aseguró que el pasado 15 de abril la representante del refugio, a quien identificó como Yanexi, ordenó la detención del nativo y retuvo a su hija de 12 años. «No sabemos por qué se lo llevaron preso», señaló Jiménez. 

No obstante, Rita Peña, hermana del detenido, detalló a El Pitazo que todo tiene origen en una denuncia personal realizada por la encargada del refugio, quien acusó al indígena por un presunto acto de incesto. De acuerdo con el testimonio de Peña, la funcionaria asegura que la adolescente está embarazada. Contó que la responsable del abrigo, sin consultar ni participar con nadie, llamó a la Policía Federal para que se llevaran preso a su hermano, Arnoldo Peña.

El equipo de El Pitazo entrevistó vía telefónica a Oscar Calderón, miembro del comité social indígena del refugio, quien asegura que el caso sorprendió a toda la comunidad indígena. “La coordinadora del abrigo hizo firmar una declaratoria al padre y a la niña. Nosotros no sabemos lo que firmó el acusado, y pasados unos días llegó la policía y lo detuvo inmediatamente”, afirmó Calderón. 

Asimismo, Freddy Cardona, representante warao del refugio, exigió que se respete el debido proceso y permitan la participación de los líderes waraos en la investigación. “Los familiares y los líderes waraos desconocemos el caso y el paradero de los dos indígenas, tanto el padre como la hija”, afirmó. 

En el foro virtual denominado La Voz del Pueblo Warao, los caciques rechazaron lo que consideran un acto discriminatorio. Los aborígenes calificaron como un secuestro la retención de la menor de edad, que fue llevada por las autoridades del Estado brasileño, y la privación de libertad de su padre sin previas investigaciones ni participación de la comunidad indígena. 

De igual forma, los caciques aseguran que el detenido no habla el idioma portugués, razón por la que le plantean a la Defensoría Pública la presencia de dos traductores en el proceso interrogatorio. 

En Venezuela, en el año 2012, un caso similar ocurrió con el indígena warao Laureano Grimon Torres, condenado a sentencia firme de 20 años de cárcel por asesinato. Grimon demostró su inocencia y logró su libertad tras dos años de cárcel por intermediación de una ONG de derechos humanos, la Iglesia católica, medios de comunicación y la dirigencia indígena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *