Día del Trabajador en Venezuela, nada que celebrar

Foto: Archivo Daniel Hernández

***A través de ingresos informales, los trabajadores en Venezuela intentan tener la poca calidad de vida que no consiguen al depender de un quince y un último***

Emmanuel Rivas/Caleidoscopio Humano

Una economía dolarizada, hiperinflación y poco poder adquisitivo es con lo que encuentran todos los días los trabajadores venezolanos.

El alto costo de la vida en Venezuela, lleva a que las personas dependan de ingresos informales para poder comprar alimentos, medicamentos y otros insumos básicos.

De acuerdo con el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) el 47,6 % de las personas en Venezuela trabajan de forma independiente o por cuenta propia, mientras que un 25,9% están en el sector privado y el 26,6 % del total de trabajadores ocupados del país son empleados públicos.

De igual forma, el OVF promedia el ingreso en $ 4,7 mensuales en el sector público y de $ 70 en el privado. Mientras el sueldo mínimo oficial es de 60 (0.60) centavos de dólar.

De acuerdo con el último estudio del Centro de Documentación y Análisis de los Trabajadores (Cenda) correspondiente al mes de marzo, un trabajador necesita -al menos- 14.315.726,95 bolívares diarios para adquirir la cesta básica de alimentos y 430 millones de bolívares para todo el mes; unos 239 salarios mínimos.

Para el 31 de marzo, el dólar paralelo en Venezuela se cotizaba a poco más de 2 millones de bolívares, un mes después ha aumentado casi un 40 %, ubicándose en Bs. 2.785.533,24.

Sin prestaciones sociales, seguro médico ni beneficios

El desempleo marca niveles históricos, lo que impulsa a las personas a trabajar en la informalidad sin ningún tipo de prestaciones sociales, beneficios laborales y mucho menos seguro médico o de maternidad.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela consagra que «Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales». Nada más alejado de la realidad del venezolano.

La realidad venezolana afecta a todos los gremios de trabajadores por igual. Esto ha llevado a que muchas personas salgan a manifestarse.

El Observatorio de Conflictividad Social de Venezuela (OCSV), registró en el primer trimestre del 2021 un total de 548 protestas para exigir derechos laborales: 189 en enero, 183 en febrero y 176 en marzo.

En el Día Internacional Del Trabajador, en Venezuela hay poco que celebrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *