Control Ciudadano: Militares colonizan ministerios claves en Venezuela

Foto @CeballosIchaso1

Fuente: Correo de Caroní

De nuevo aumenta participación de militares en el gabinete. Con estas nuevas designaciones pasan a ser 10 en el gabinete los ministros que provienen del mundo militar, de un total de 34 ministros que están designados actualmente en Venezuela.


(26-08-2021). Con las nuevas designaciones ministeriales realizadas por Nicolás Maduro aumenta de nuevo la participación de militares en el gabinete, quienes colonizan áreas claves de poder y recursos en Venezuela, destacó la asociación civil Control Ciudadano a través de un comunicado.

En esta ocasión se produjo el enroque del almirante en jefe Remigio Ceballos Ichaso, por la almirante en jefe Carmen Teresa Meléndez Rivas, al frente del Ministerio del Poder Popular para Interiores, Justicia y Paz.

Meléndez Rivas se separa del cargo para aspirar a la Alcaldía de Caracas en las elecciones regionales y locales convocadas por el Consejo Nacional Electoral, para el próximo 21 de noviembre.

Ceballos Ichaso, quien fue edecán de Hugo Chávez Frías, viene de ejercer como comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional desde el 2017, y ha sido sancionado por los gobiernos de Canadá y Estados Unidos por “violación de derechos humanos”, entre otras acusaciones.

El Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz es un bastión clave de control del sistema de organismos de seguridad e inteligencia del Estado. Dependen de este ministerio, entre otros órganos, la Policía Nacional Bolivariana, la supervisión de todas las policías regionales y municipales, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, el Servicio Nacional de Identificación, Migración y Extranjería, la Oficina Nacional Antidrogas; y como órgano desconcentrado el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.

En los últimos años, el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz ha estado dirigido por militares.

Por su parte, con la designación del almirante William Serantes Pinto, al frente del Ministerio del Poder Popular para el Desarrollo Minero Ecológico, se asigna una parcela de poder económico clave al sector militar, que consolida su control sobre la pequeña, mediana y gran minería en auge en Venezuela.

Serantes Pinto viene de ejercer como comandante general de la Armada Bolivariana de Venezuela, director del Banco de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Banfanb) y comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral de Oriente y la Región Estratégica de Defensa Integral de Guayana.

Con estas nuevas designaciones pasan a ser 10 en el gabinete los ministros que provienen del mundo militar, de un total de 34 ministros que están designados actualmente en Venezuela. Cuatro de estos ministros provienen del Ejército, dos de la Armada, uno de la Aviación y tres de la Guardia Nacional Bolivariana.

Para Rocío San Miguel, presidenta de Control Ciudadano: “No puede perderse de vista que con la designación de efectivos militares al frente de ministerios estratégicos para el país se reproduce también una estructura militar en los cargos subalternos de los despachos que asumen. Ha sido una práctica reiterada, en los últimos años, que los nuevos ministros militares traigan efectivos de la Fuerza Armada Nacional, a su vez, para ocupar cargos de importancia en la estructura interna de los ministerios, lo cual fortalece la militarización de la gestión del Estado”.

San Miguel espera que las nuevas designaciones traigan rectificaciones importantes en materia de derechos humanos en la gestión.

“Los nuevos ministros militares designados ejercen importantes competencias que impactan sobre los derechos humanos. Esperemos, en este sentido, que el almirante en jefe Remigio Ceballos Ichaso, al frente del  Ministerio de Interior, Justicia y Paz y el almirante William Serantes Pinto, en el Ministerio de Desarrollo Minero Ecológico, hagan importantes y urgentes correctivos”, señaló San Miguel.

“El informe de la Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos de las Naciones Unidas (A/HRC/45/33) establece graves señalamientos sobre el funcionamiento y actuación  de los órganos de seguridad del Estado que deben investigarse y sancionarse para establecer correctivos. También advierte sobre denuncias de graves violaciones de los derechos humanos en el Arco Minero de Orinoco, donde se han infiltrado el crimen organizado y los grupos armados ilegales”, explicó la presidenta de Control Ciudadano. (Comunicado Control Ciudadano)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *