Cerca de 5.000 migrantes venezolanos llegan el fin de semana a Colombia

Fuente: NiusDiario

  • Colombia declara «calamidad pública» en el departamento de Arauca tras al llegada de migrantes venezolanos
  • La emergencia humanitaria incluye la ayuda de organizaciones con ACNUR

Huyen de la represión, la violencia, el hambre, el coronavirus y de la dictadura chavista. Este domingo, el ministro del Interior de Colombia, Daniel Palacios, ha instalado este domingo un Puesto de Mando Unificado (PMU) en el departamento de Arauca para trabajar junto a las autoridades locales tras decretar la «calamidad pública» ante la llegada de casi 5.000 migrantes venezolanos que han huido del país. 

Activar la «calamidad pública» significa activar todos los mecanismos de atención humanitaria para garantizar «las condiciones dignas de vida, salud y alimentarias de los migrantes», que se encuentran en 18 albergues temporales, y también contar con recursos del municipio, el departamento y el Gobierno, ha detallado Palacios.

Estos mecanismos, no obstante, se hacen con la vista puesta en su «pronto retorno», ha enfatizado el ministro, que ha precisado que están trabajando con agencias internacionales, entre ellas la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), que están entregando kits de alimentos, ropa, medicamentos, entre otros.

Por otro lado, el Ministerio de Defensa ha señalado que tiene el objetivo de «concluir el proceso de caracterización que permitirá tener un censo real de cuántos de los ciudadanos que se encuentran en el albergue son ciudadanos venezolanos y cuántos colombianos en retorno».

Dictadura, narcotráfico y coronavirus

Colombia es el país que más refugiados venezolanos alberga desde que comenzara la persecución política de los disidentes en Venezuela, y de que las tasas de pobreza y hambre se dispararan hace ahora seis años. Huyendo del hambre, la pobreza y la violencia, los datos de las agencias internacionales cifran en algo más de cinco millones de personas la diáspora venezolana. La gran mayoría de ellos en Colombia. La semana pasada, Joe Biden, Presidente de Estados Unidos oficializaba el estatus de refugiados para 400.000 venezolanos que viven en Estados Unidos siguiendo la estala de Colombia, el país que más está haciendo por ayudar a miles de personas que huyen con lo puesto de Venezuela.

Esta última ola de migrantes venezolanos que está entrando en territorio colombiano ha sido provocada por los recientes enfrentamientos que se han registrado entre las Fuerzas Armadas venezolanas y grupos de narcotraficantes colombianos que son excisiones de las FARC y otras organizaciones criminales paramilitares y que, tradicionalmente estaban aliados con el gobierno venezolano cerca de la frontera entre ambas naciones. La falta de divisas y el control del narcotráfico por parte de la cúpula militar venezolana ha desembocado en esta guerra de guerrillas fronteriza. 

Estos enfrentamientos se unen a la terrible emergencia humanitaria que se vive dentro de Venezuela a causa de la falta de alimentos, gasolina, medicina que ya suma seis años. Es sorprendente como el segundo país con más reservas petrolíferas del mundo está sumido en una tasa de pobreza mayor que la de Haití según los datos de Naciones Unidas, la misma institución que considera que Maduro y sus secuaces han cometido crímenes de Lesa Humanidad. El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken calificó de dictador a Maduro en su primera referencia a Venezuela en una rueda de prensa oficial. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *